Gutiérrez

450_1000

Cuatro de la tarde del día 13 de julio. Gutiérrez estaba en una sala intermedia entre un consultorio y la sala de espera.

Lo habían colocado allí a esperar. Pero no a esperar como los de la sala de espera tradicional. Esa locación, para él desconocida, era para esperar específicamente dos situaciones. 

En una sala de reuniones de profesionales, a dos pasillos y medio de distancia, se estaba siguiendo el protocolo AZ158. Participaban de la reunión un médico oncólogo, un médico generalista, un abogado y Gutiérrez hijo. 

Los médicos tenían sobre la mesa carpetas con estudios concluyentes y aparentemente certeros, con posibles estadísticas, posibilidades e imposibilidades en el proceso salud enfermedad del paciente. 

En tanto el abogado se abanicaba con un sobre de papel madera en cuyo interior había una simple hoja manuscrita con algunas instrucciones que no venían a este caso. 

Gutiérrez hijo, con sus manos vacías y su mente apabullada, destrozaba un chicle larga duración y sin sabor dentro de su boca. Pensaba que los únicos que saben con exactitud y antelación la fecha y hora de su propia muerte son los condenados, y Gutiérrez padre, apenas si era un habitante mediocre viviendo en libertad condicional, en un barrio gris lejos de la plaza y cerca de la comisaría. 

Los reunientes decidieron hacer dos actas de apenas un renglón cada una con dos veredictos distintos.

La verdad y la mentira acomodados por igual en sobres de igual calibre y color, pero cada uno con distintas iniciales. 

A continuación Nelly, la secretaria, va a buscar al paciente contoneándose a lo largo y ancho de dos pasillos y medio. 

Y es así que sobre las cinco de la tarde, con un café de por medio, Gutiérrez decidió entre saber y no saber. 

Patricia Lohin

Foto Yasuhiro Ishimoto

#escritos #blog #poesía #amor #patricialohin #escritores #literatura #libros #escritor #frases #escribir #escritos #poemas #frasesdeamor #autor #amor #letras #textos #sentimientos #versos #reflexiones #leeresvivir #vida #poesía #amoleer #love #escritoresdeinstagram #novela

 

Anuncios

Desastre

67084918_10216599509233678_2036574024615591936_n

Escribo, respiro, resisto.

Puteo, exhalo, me pierdo.

Mi vida es un desastre.

Es el nudo que no acaba de desatarse,

o de atarse con la suficiente fuerza.

Es la soga abandonada

en un rincón del galpón,

olvidada y desvencijada.

Es la noche sin insomnio, pero con sueño,

luego de querer emborracharme

con el vino del postre intitulado “Promesa”.

Mi vida que es un aire acondicionado frío-calor

que hace saltar la térmica

y enrosca sin piedad al medidor.

el desastre sin puente, ni rotondas,

sin río ni frontera o camino.

Pero con un ventarrón que barre la bahía

y deja la playa des-olada:

el mar sin olas, sin sal, ni espuma.

la playa sin huellas ni poesía;

este invierno cagándonos de frío.

Y lo que es peor:

el balcón de mi casa sin amaneceres,

con siestas tumbada de espaldas

sobre la cama prolijamente tendida;

medias noches sin medias lunas,

durmiendo con zoquetes grises de lana.

Esta vida con la ausencia indiscutida

del cualquier asalto

vespertino, matutino

diurno o nocturno

de algún pariente cercano al amor.

Y el timbre que no funciona…

En esta vida

sin enojos ni frases desafortunadas,

sin reconciliaciones.

este desastre sin vos.

Patricia Lohin

Imagen Rene Stuardo

#escritos #blog #poesía #amor #patricialohin #escritores #literatura #libros#escritor #frases #escribir #escritos #poemas #frasesdeamor #autor #amor #letras #textos #sentimientos #versos #reflexiones #leeresvivir #vida #poesía #amoleer #love #escritoresdeinstagram #novela

El día después

66582513_10216607777200372_3193750488898076672_n

El día después
el río se ha terminado de secar
y los peces semimuertos
boquean en la orilla fangosa
de una tierra plana y cuadrada.
La misericordia
permanece ausente,
y la gente
sigue impasible e ignorante
ante la afirmación
de que el día después
es igual a ayer
y al día antes de ayer.
El mismo dolor,
la misma cantaleta,
la misma imbecilidad,
pobreza e impotencia.
Debajo de una piedra
donde antes circulaba el agua
y miles de reflejos de gotas
subían a la superficie,
yace una cápsula,
y dentro de ésta una píldora.
No hay que elegir
ni roja o azul.
Tan sólo si tomarla o no,
para romper el hechizo.
Que sea sin agua
y sin saliva,
que raspe la garganta,
que me lleve a otro lugar.
Que el día después
sea el final
de la historia
que se ha contado
hasta ahora.

Un beso en la frente

66414789_10216609616086343_6463064716846563328_n

El la besó en la frente.
Fue un acto que duró una décima de segundo, como el batir de las alas de una mariposa blanca. Luego sus ojos, que hasta hace poco eran muy oscuros y hoy se transparentaron, la miraron.
Sus miradas parecían un derroche de alguna sustancia que al ser de intercambio personal, sólo ellos conocían. Una pócima secreta, una fórmula química, la alquimia, el misterio, lo insondable. La paz del ojo del huracán. 
El tiene el color de quien ama, por eso tal vez se estuviera coloreando, como uno de esos cuadros que intentan emular el sol desperezándose en el horizonte de algún espejo de agua.
Yo los vi. Y luego de mirarlos te busqué con la mirada. No te diste cuenta de lo que pasaba.
El besó a su compañera en la frente.
Un beso del beso del beso. Los labios apoyados en el tope de su cara con un gesto imperceptible, fugaz y rápido. Como esos momentos en los que nos asombramos tanto que no podemos cerrar la boca aunque quisiéramos.
Como un calorcito que sale de la nada en medio del invierno que no perdona nada.
Como nuestras voces roncas de orgullo, de tiempo, de perdón, de esperanza.
Como quien se supo antes enamorado.
Patricia Lohin
Foto Tumblr
#escritos #blog #poesía #amor #patricialohin #escritores #literatura #libros#escritor #frases #escribir #escritos #poemas #frasesdeamor #autor #amor #letras #textos #sentimientos #versos #reflexiones #leeresvivir #vida #poesía #amoleer #love #escritoresdeinstagram #novela

Infancias

66071741_2270783039674092_3800274380185927680_n
Tal vez infancia significase espera.
Digo, en alguna clase de lenguaje etimológico reservado a una especie de eruditos desconocidos para mí.
Esperar a crecer, esperar a estirarse, a que el vecino devuelva la pelota, a que llegue el día del cumpleaños, a que pare de llover para salir afuera. Esperar a irse. Esperar a enamorarse.
Hay un portal en el último tramo de la vida, que nos lleva montados en un caballito de madera directo a la niñez. Lo sé, porque hay mayores que vienen y me lo cuentan. De pronto la memoria inmediata deja de tener relevancia, y la infancia vuelve con tintas, detalles, aromas y esperas en una forma tan contundente que estoy dispuesta a hacer una afirmación: infancia es esperar.
Esperar agazapado entre los vericuetos de la vida adulta a tener otra vez la altura adecuada para hacerse un chichón con la punta de la mesa.
Patricia Lohin
Foto Gáspár Márton
#escritos #blog #poesía #amor #patricialohin #escritores #literatura #libros#escritor #frases #escribir #escritos #poemas #frasesdeamor #autor #amor #letras #textos #sentimientos #versos #reflexiones #leeresvivir #vida #poesía #amoleer #love #escritoresdeinstagram #novela

Te miraré de lejos

65391599_2416331178623181_4569321822524276736_n.jpg
Años 90.
Una jóven de veinte años se bajaba del colectivo en la terminal y pisaba por primera vez la ciudad. Como cualquier foráneo al rato terminó pidiendo indicaciones.
El muchacho en cuestión no sólo se las dio sino que la acompañó unas cuadras y empezaron una de esas conversaciones psicodélicas con un extraño que te hacen sentir en casa. Se despidieron sonriendo sin saber ni siquiera el nombre del otro.
A los tres meses, la misma jóven baja de otro colectivo, y al final de la jornada, mientras hace tiempo para viajar, se encuentra con el mismo muchacho en una cafetería. Esta vez, un poco más ligero de reflejos, él le pide un teléfono, y ella anota su nombre de pila con un teléfono fijo y se lo da. Ese mismo día, al muchacho le roban la billetera, y con la billetera el teléfono.
¿Cuántas posibilidades hay de que una tercera chance los reúna?
El no la llama nunca, ella se olvida.
Años 2010 y consecutivos.
Dos personas se encuentran, se buscan, ponen nombre en Facebook o redes sociales, ven la foto, saben es el otro; el otro que fue su primer amor, el otro que vieron en una fiesta y no se acercaron, el otro de la conversación psicodélica.
Y aún, teniendo todas las posibilidades de encontrarlo, porque ya no necesitamos chances del destino, ni rompernos la cabeza porque perdimos su número, aún así preferimos contar la anécdota y seguir mirando de lejos.
Patricia Lohin
Foto © Ferdinando Scianna /Magnum Photos
#escritos #blog #poesía #amor #patricialohin #escritores #literatura #libros#escritor #frases #escribir #escritos #poemas #frasesdeamor #autor #amor #letras #textos #sentimientos #versos #reflexiones #leeresvivir #vida#poesía #amoleer #love #escritoresdeinstagram #novela

Cielo endemoniado

65599345_2417295311860101_1644663309737132032_n

Martes. Eclipse y la mar en coche.
El cielo se pone gris, luego amarillo, luego oscuro, y por último el agua que cae.
Estupefactas las parejas corren por la vereda mientras los paraguas se dan vuelta y los abrigos mueren de frío con el viento.
Las viejitas lloronas bailan una danza ridícula arriba de la azotea, empapadas en sus propias lágrimas; mientras los diablillos, más caldeados y más guachos, se mean de la risa acurrucados en el sótano. 
El agua nos viene de todos lados y nos estamos inundando. Necesitaríamos apósitos para incontinencia emocional y urinaria. Que nada desborde, que estos días no estamos para más emociones fuertes ni predicciones disparatadas.
Otro eclipse, otro invierno, otra noche. El té de hierbas no alcanza para calmar esta sed emocional. Los siglos nos están pasando por encima, mientras los agentes del destino no hacen nada para volver a juntarnos.
Vos y yo, y ese maldito beso que sólo está en nuestra fantasía.
Vos y yo dejándonos coimear por esta vida trucha y a veces ridícula.
No hay eclipse que nos aguante, que nos derribe, que nos derrumbe, que nos formatee.
Mentira que vienen a cerrar etapas, mentira vos, mentira yo, mentira este cielo endemoniado.
Patricia Lohin