Cambiar o morir

65030379_2246362472116149_7595468505550422016_n.jpg

 

Cae la noche y se acrecienta el dolor,
como un fuego hambriento
que todo lo devora.
El analgésico no alcanza
para cubrir la mitad del dolor físico
menos el dolor del alma muda
o del corazón reseco y sediento.
Cae la noche y se acrecienta el dolor
que provoca el abandono total de ésta,
mi persona,
a quien ya no estoy dispuesta a arrastrar.
Duele la transformación
como si la carne se fuese abriendo
de par en par,
como el capullo del gusano de seda
que se quiebra.
Duelen las carnes abiertas
mientras las heridas queman
e incendian las sienes que laten
en un compás desesperado.
Que duela y no avanzar,
nacer y que muera el dolor.
Dolor de parto.
Elegir entre la muerte
y la resurrección.
Cambiar o morir.
Patricia Lohin
Foto Jeannette Gregori

Fe son dos letras sin acento

65649718_10216486553449854_2924036549983076352_n

 

El mundo se está yendo a la mierda.
Literalmente es una letrina, un inodoro, un pozo ciego donde tiramos la basura física y mental. La compactadora cósmica de reciclaje está averiada, y la mugre chorrea por los costados del planeta, cayendo sobre otras galaxias situadas a años luz en dirección al subsuelo.
El caño plateado que habían puesto donde antes estaba situada Atlántida, está resquebrajado, oxidado y lleno de sangre de los últimos que se animaron a usarlo. Es imposible deslizarse por éste como antes, cuando los entusiastas inadaptados lo usaban para viajar por sí mismos al infierno.
Que nadie me invite, que nadie me condene, que voy solita por este túnel sin caño ni soga.
No se trata de que las hostias se derritieron dentro del vino barato y que si hay un Dios ya no entiende nada; de que el desamor tiene consecuencias insospechadas; o de que las derechas están volviendo con las botas lustradas y los súbditos se agachan con las lenguas dispuestas a dejarlas más relucientes.
Sobran lenguas, sobran botas, sobra saliva contaminada. Los revolucionarios no resucitan y los que aspiran a serlo se cagan hasta las patas, porque en vano prometieron morir por algo en lo que no creen.
Fe son dos letras sin acento que quedaron colgadas en un viejo cartel de neón, en un paraje de la ruta que va a La Plata.
Simplemente estamos cansados ya de buscar debajo de las hojas que cayeron el último otoño para ver si quedó alguna ficha del juego que estábamos jugando este verano; la pieza perdida del tejo, un dado o la letra M del Scrabble.
No me pidas más, no me exijas más, que ya no puedo correr, caminar, arrastrarme ni deslizarme. Que los globos ya no se sostienen más mirando el cielo.

El hueco

65325373_10216506016936429_8227066136739446784_n

 

Hay un hueco

al costado de la cama,

pongo mi pierna izquierda

sobre éste

cuando duermo de costado.

Por las mañanas 

se despereza

y me abraza por la espalda,

para levantarse conmigo

y sentarse en el inodoro

mientras sale el vapor de la ducha.

Más tarde en la calle

se disuelve y anda por ahí

llenando espacios vacíos

de otra gente.

Tengo un hueco

al costado de mi pecho,

donde el viento sur

hace rugir el mar

cuyas olas chocan 

contra el acantilado

y mojan la punta de mi nariz.

Tengo un hueco

en la parte superior

del muslo de mi pierna izquierda,

duele como si fueran cinco vidas

agolpadas todas en un lunar,

o cinco fracasos,

o cinco bombas nucleares,

o cinco abandonos,

o cinco decepciones;

y no hablo de una detrás de otra,

hablo de todas juntitas.

Tengo un hueco

que se convierte en lágrima

que cae de alguno de mis ojos

sobre la almohada,

para luego acostarse

del lado derecho

y dejar que pase 

mi pierna izquierda 

sobre éste. 

Patricia Lohin

Foto © Pasquale Palmieri

#escritos #blog #poesía #amor #patricialohin #escritores #literatura #libros #escritor #frases #escribir #escritos #poemas #frasesdeamor #autor #amor #letras #textos #sentimientos #versos #reflexiones #leeresvivir #vida #poesía #amoleer #love #escritoresdeinstagram #novela

 

¿En quién pensaste cuando supiste que murió Tony Soprano?

Ivaginaria

Imagen

Viudas de Soprano

La escena está grabada en la memoria de mi eroteca: El jefe de la mafia de Nueva Jersey, Tony Soprano (James Gandolfini) y Gloria Trillo (Annabella Sciorra) una de sus amantes, se encuentran en el zoológico oreando el amasiato; esto en un fragmento de la serie Los Soprano (1999).

Se besuquean frente al cautiverio de un gorila que mira a la nada y a Tony se le pone allegro il salame. Pronto se deslizan al pasillo de exhibición de las víboras: un túnel semioscuro, iluminado levemente por los aparadores en donde habitan las serpientes. Se apalancan en el mostrador en do se observa una enorme y amarilla vípera, gruesa y sinuosa. Gloria le toma la mano a Tony, se la mete debajo de la falda y la dirige a su pudenda, mostrando una pierna semidesnuda por el conveniente liguero negro. Vemos sólo sus caras. Sabemos en dónde…

Ver la entrada original 547 palabras más

Entre la muerte y el olvido

62475137_2403562536566712_1839607971177299968_n

 

17:48

Muy temprano o muy tarde.
El único problema es la humedad.
El segundo único problema es que es viernes.
El tercer único problema es que la ciudad ha muerto anticipadamente.
Paco desparrama sus brazos sobre la barra de madera pegoteada, y pide un tachito de maní sin sal -por la presión alta- y una cerveza negra.
Berta asiente y le acerca las cosas no sin antes recordarle la cuentita del mes.
Él le explica que está en el rubro en que la humedad mata: albañiles, camioneros, paperos; un sindicato de gente que no trabaja ni cobra con la lluvia y la humedad.
Luego le da un sorbo a la cerveza tibia y se mete con la mirada en las tetas de Berta, que de tan grandes podrían apoyarse en el mostrador.
Tal vez ese fuera un lugar cálido donde refugiarse, mejor que esta libertad que otorga la vida solitaria, empobrecida y destemplada.
– Antes para sentir angustia había que esperar al domingo a la mañana. El tema hoy es que el viernes ya toca la puerta con los nudillos, y no queda más que abrirle, sino te la tira abajo de una patada ninja. No te confundas, -le dice a Berta- El pasado me parece un lugar del que antes quería huir. Pero ahora que no estoy, quiero volver.
– Ya no se puede Paquito. ¿Qué decís?
– Nada, sólo quiero aniquilar ese momento en el que engañé a mi memoria, y traté de conformarme con que todo estaba bien. Eso, pensar que mañana es mejor. ¡Qué mentira! Pensando eso es que llegué hasta acá.
Es viernes.
La ciudad está pegajosa.
Falta para la noche, falta para el lunes.
Esta tarde de cielos cerrados es lo más parecido al lugar que queda entre la muerte y el olvido.
Patricia Lohin
Foto: Daniele Rizzo
#escritos #blog #poesía #amor #patricialohin #escritores #literatura #libros#escritor #frases #escribir #escritos #poemas #frasesdeamor #autor #amor #letras #textos #sentimientos #versos #reflexiones #leeresvivir #vida#poesía #amoleer #love #escritoresdeinstagram #novela

Arte

64462485_2406288486294117_8827680943301984256_n

El arte es una cagada. No se puede juzgar.
Lo leí en algún lado y lo creí. Lo creí y lo hice mío.
Para decir que algo no se puede juzgar también debemos afirmar que no tiene forma, color, renglón, no tiene límites.
Hacer arte es jugar.¿Y quién dice si se juega bien o mal?
Hasta en los juegos nos hemos acostumbrado a que nos impongan reglas, tiempo fuera, normas, límites. Como para hacer el amor. Ya ni el amor podemos hacer sin reglas. 
El arte es libertad, porque si fuera otra cosa no sería arte, sería un contrato de compra venta, o una sociedad de responsabilidad limitada.
Es por eso que cada tanto prenden fuego libros, tapan cuadros, exilian autores, poetas, cantantes; para que no se te lastime la vista ni los oídos con tanto paraíso, y no termines pensando que vos también podrías ser descocado, irreverente, mariposa, libre.
¿Cómo sabés si el arte es “bueno o malo”?
¿Te conmovió? ¿Te sugirió algo? ¿Despertó tus papilas gustativas?
¿Despertó tu deseo carnal? ¿Hizo que pensaras por dos segundos… por qué no lo escribí/canté/pinté/etc. yo? ¿Sentiste escalofríos o emoción?
El arte es la puerta que está escondida dentro del placard, y que cuando la abrís no hay cielo, no hay suelo. Todo es infinito.
Patricia Lohin
#escritos #blog #poesía #amor #patricialohin #escritores #literatura #libros#escritor #frases #escribir #escritos #poemas #frasesdeamor #autor #amor #letras #textos #sentimientos #versos #reflexiones #leeresvivir #vida#poesía #amoleer #love #escritoresdeinstagram #novela

Pulsera inteligente

64577863_2406555552934077_8077410668485017600_n

 

Acabo de leer el titular de un artículo que dice que ya existe una pulsera inteligente que te daría descargas cuando rompés la dieta.
Creo que existen unos collares que también emiten electricidad en los canes cuando rompen la barrera del sonido.
Imagino mil y un dispositivos más que podrían llegar a crear los maestros de “nosotros lo controlamos por usted”.
Son todos objetos versión limitada. Limitada de límites. 
La ciencia se empeña en que no nos equivoquemos, y si lo hacemos, mínimo nos medican.
Los religiosos en que no pequemos, o sea, en que no nos equivoquemos; y si lo hacemos que sea con culpa XL.
A su vez, una serie de pseudo coachs que se reproducen a una velocidad tremenda, te venden un sistema por medio del cual podés limpiar tu mente haciendo reseteos emocionales, cosa de que si te equivocaste olvidarlo. Olvidar lo aprendido. Olvidar lo sentido. Olvidar el trauma que te trajo hasta acá. Porque sufrir es condenadamente malo.
Mi psicoanalista se mata de risa en el sillón, mientras Freud hace pis desde el cuadro en blanco y negro, ese mismo cuadro que tienen todos.
Castigar el impulso de comer, de sentir, de desbordarse, de que te agarre una crisis a las cinco de la tarde. Castigar el descontrol, negar la verdad, meternos en pañales que no son otra cosa que chalecos de fuerza: para que no se note, para que no se pase, que no se vea que no sabemos a dónde mierda vamos ni qué estamos haciendo.
Que inventen una nueva pulsera para la imbecilidad, y ahí estaremos hechos, recibiendo toquecitos con cada paso que damos a la madrugada de la cama al inodoro, del inodoro a la cocina, y de la cocina al patio interno para fumar ese cigarrillo que producirá la descarga definitiva de la pulsera inteligente.
Patricia Lohin