Tell

52893177_2330339023889064_725423425153138688_n
ᴛᴇʟʟ ᴛʜᴇᴍ ɪ ᴡᴀꜱ ᴛʜᴇ ᴡᴀʀᴍᴇꜱᴛ ᴘʟᴀᴄᴇ ʏᴏᴜ ᴋɴᴇᴡ ᴀɴᴅ ᴛʜᴀᴛ ʏᴏᴜ ᴛᴜʀɴᴇᴅ ᴍᴇ ᴄᴏʟᴅ
– ʀᴜᴘɪ ᴋᴀᴜʀ

Contá querido, que yo era el lugar más cálido que conociste, al menos durante la última semana, y que lo convertiste en un continente frío, desértico, apagado, silencioso. 
Como la casa de mis padres cuando era chica: una cocina inoperante, escuetas comidas sin postre, bebidas sin gas, fideos blancos sin queso, té sin azúcar, sábanas frías y tirantes en la cama, parlantes muertos y plantas de plástico en los rincones del modular opaco.
Contá que yo era como una de esas playas de las cuales la gente no se quiere ir nunca, esas donde el sol se acuesta justo en la línea que divide el cielo del mar, pero que en algún momento me noqueó el hastío y el desinterés oxidó el marco de la foto polaroid que no alcanzó a revelarse. 

Seguir leyendo

Anuncios

Uno + Uno

53037399_2332249377031362_7243410079246974976_n

 

La economía cayó un 2,6 % el último año -o eso dicen y ya sabemos cómo es el tema con lo que se dice- lo cual sería una nimiedad si tomáramos en cuenta que los niveles generales de empatía, enamoramiento y afines cayeron más de un 45% en el mismo período.
Antes de antes de ayer, todo parecía venirse en picada -igual que hoy- hasta que vos y yo nos cruzamos y tuvimos la fatal idea de hacer un arreglo casi comercial: ya que el mundo se está desmoronando, armemos un pequeño mundito lejos de tanta desolación económica, emocional y física.
Todo parecía ir más o menos bien, o sea, todo lo bien que te puede ir cuando recién conocés a alguien: poco o nada de fuegos artificiales, nada de sentimientos profundos, menos que menos algún movimiento intenso que pronosticara alguna pseudo pasión o entusiasmo, nada de colorear fuera de los bordes.
Típico caso donde uno más uno fue igual a una hoja en blanco, en donde el tiempo estaba destinado a rascar lo de abajo del subsuelo, como si pudiese sacar algo más que polvillo.
No pasó nada muy loco, nada muy raro, es más, todo estuvo predestinado a morir antes de nacer.

Seguir leyendo

Baches

tumblr_oxi409Y7Qc1wb8fvbo1_540.png
Así te amo, con la desesperación de lo que parece imposible. Pero también con la paciencia de un perro que se tira a refrescarse en el medio de un charco, el que se forma en un bache en plena calle. Y después dicen que los baches no sirven para nada, cuando son mi remanso. Como vos, que sos mi bache, mi falla, mi error, la deformidad del dedo chiquito del pie, un pequeño soplo en mi corazón, mi refrigerio esta tarde de finales de verano, mi descanso mientras espero el otoño y me recuesto en el largo de tu cuerpo, mientras los minutos que teníamos programados se disuelven.
Maldito reloj. Malditos nosotros que seguimos conformandonos con migajas, todo porque te asusté en la primaria con mi intensidad, cuando te dije que te quería y aún no sabía besar; o que tu boca tenía sabor a frambuesa, a limonada, a caramelos con chispitas ácidas adentro.
Así te amo, sin límite de tiempo, sin siquiera esperarte a la vuelta de la esquina o a la vuelta de la vida. Me rectifico: no es que me conforme, porque siento como me mirás, mientras tus ojos color cielo penetran en mi estratosfera. Entonces, ¿qué más puedo pedirte?

Seguir leyendo