Decepción en masa

1f2a6a87dabfcda6bbc0df7859e13187.jpeg

Nunca me imaginé que este silencio era en realidad la muerte.

La muerte del número estrafalario que sumábamos vos y yo.

Me imaginaba otra cosa. Para qué mentirte justo ahora. Me imaginaba un poco de rock de fondo, incluso hasta hubiera aceptado la versión de Calamaro y Los Palmeras de saber que el silencio lo coparía todo.

Es increíble esto de la magia de la desaparición. Aunque para ser honestos, más que desaparición esto es “La magia del orden” de Marie Kondo aplicada a las personas: todo eso en lo que no hemos reparado durante el último año… vualá.

Pero yo sí te prestaba atención querido.

Tal vez lo más triste de este acto de psicomagia y desvanecimiento, es que nadie salió a buscarnos: ni vos a mí o viceversa; ni siquiera los amigos que nos vieron un par de veces juntos, tomados de la mano o riendo a media asta.  Evidentemente no sólo fuimos una decepción el uno para el otro. Fuimos la decepción en masa.

Si el fallecimiento virtual y sostenido ocurrió un viernes a las 20 pm, pues nadie lo notó.

Seguir leyendo

Anuncios