Besos ricos

51136475_10215538822997185_1140724394486661120_n
Me gustan
estas nochecitas de febrero
que traen lunas nuevas
con chanchos rosas volando
un cinco de febrero.
Caminar sin rumbo y
parar a mitad de cuadra,
adivinando lo que hay detrás
de un ventanal enorme
que da a una estancia
donde dos charlan
rodeando una mesa ratona.
Me gusta el aire de estas mañanas
que más que a promesas
huelen a un hoy insospechado,
en donde el tiempo hace una pausa
a cualquier hora entre el despertar y la ducha
para decirte lo bien que me hacés.
Me gusta la mesa para dos,
los individuales coloridos,
mi cocina en acción,
donde aguardo en silencio
para escuchar el acontecer de tu día.
Me gusta esperar el final de la cena,
dejar los platos en la pileta,
arrimar mi silla a la tuya,
agarrar el tiempo con las manos,
rodear tu boca desarmada
y atrapar tu aliento
para transformarlo en
muchos besos ricos.
Patricia Lohin
#escritos #escritora #blog #besos #ricos #poesía #amor

Anuncios

La tarotista

 

tumblr_onqqdnQMoT1rkroy4o1_1280

 

(Mis respetos a las tarotistas que hacen bien su trabajo, aclarando que las cartas sobre la mesa las tirás vos.)

Myriam estaba seca. Seco el bolsillo, secas las ganas, seco el corazón.

Aún así juntó los ochocientos mangos que le cobraba una tal tarotista-vidente con chapa de haberle cantado la justa a más de una del barrio.

Llegó a la casucha con nombre de flor en un barrio retirado de la ciudad.

La cita era a las cuatro de la tarde. Se sentó, previas instrucciones de no cruzar las piernas.

La mujer delgada y arrugada como una pasa de uva, miró dentro de un vaso de agua semi mugriento y luego comenzó el despliegue artístico del tarot sobre un mantel de plástico con dibujos de rosas rosas.

Myriam preguntó por el trabajo y por el amor, así tímidamente, como si espiar el futuro fuera algo que los dioses fueran a condenar con alguna especie de vuelto karmático más adelante. Coca le había dicho que fuera, que la vidente era tremenda, y que le iba a levantar el ánimo y las ganas de vivir.

Seguir leyendo