El hada de los falsos escritores

tumblr_p7j4r5bcGv1vx0xjio1_1280

Hace un par de años fui acusada –injustamente debo decirlo- por una de mis musas inspiradoras, de determinar la realidad mediante mis escritos. Es decir, yo escribía y el hecho descrito ocurría. De modo que tanto poner amor imposible por aquí y por allá, Aladino mismo salió de la lámpara a frotarla, harto y súper harto  de que tanto descreimiento colectivo por la fantasía lo dejara sin potenciales clientes frotadores. Es decir, salió, frotó y se cumplieron mis profecías apocalípticas literarias.

Con un par copas de vino estoy casi en posición de afirmar que la posibilidad del arte surge muchas veces de las imposibilidades que se nos presentan en la vida. Seguramente éstas mismas muchas veces sean obstáculos para avanzar, ya que nos obsesionamos con darle tantas vueltas que terminamos haciendo una tesitura de la imposibilidad. Llegada a esta instancia te recomiendo dejarla ir en el fueguito del invierno, ahorrar gas y nutrirse de cosas nuevas. No es de buenas maneras seguir llorando sobre la vasija rota.

Seguir leyendo

Cuenta cuántos….

19113912_1630104913741911_8136790988792520911_n
© Rhamely

Cuenta la mano los lunares

Aguerridos en el firmamento

De mi espalda.

Cuenta el reloj tic tac- tic tac

Los minutos que faltan

Para conquistar otros territorios

Por asalto y a mano armada.

Cuenta el corazón los latidos

Que hacen dejar tu país

Y venir al mío,

Aunque sea un ratito. 

Cuentan los labios

Uno, dos, tres…

Hasta disolver la distancia

Entre tu boca y la mía.

Cuenta el día las horas con ganas

Que no  pueden

Y las horas que pueden

Sin ganas.

Cuenta el deseo

Seguir leyendo

Instantáneas

11222010_1630104743741928_4673325198181484379_n
© Rhamely

Atardece y yo amanezco luego del amor y una siesta. La habitación luce anaranjada y sobre mi lado de la cama las sábanas tibias reclaman tu ausencia provisoria.

Remoloneo mientras me detengo a contar los mil y un frascos y adornos que hay por doquier. Trofeos de viajes. Pienso en una revolución que haga espacio visual, luego me río y dejo todo como está. Más de lo tuyo, más de lo mismo. La esencia en cada rincón. ¿Por qué abolir el desorden?

Me levanto y descalza me voy envolviendo en una manta. Paso por el espejo del pasillo e intento acomodar  mis rulos. Más alboroto al caos existente. Dejo la cocina detrás de mí y voy hacia la estancia que hay al fondo de la casa. El silencio de la tarde me envuelve, me emociona y estremece.  Siento correr el agua en algún lugar del patio. El resto es el silencio que lo llena todo.

Seguir leyendo

El abrazo

5a0fdb300e942a3b8b0a32db46e315be

“En tu abrazo yo abrazo lo que existe, la arena, el tiempo, el árbol de la lluvia.”

Pablo Neruda

 

Amanece.

El cielo comienza de nuevo.

Sobre  la mesa de trabajo

La caja de óleos

Despierta inquieta.

El lienzo refleja

Dos amantes que se abrazan;

Destilan violentas líneas

En colores estridentes.

El abrazo amalgama

Las fronteras de los cuerpos,

Y por un instante

El universo es uno sólo.

El pintor acaricia

Seguir leyendo

Luna en Aries

34112_130344010319924_3857869_n

Talla la lapicera

El relieve sobre la hoja en blanco.

Palabra sobre palabra,

Catarsis existencial.

Salen a borbotones,

Oraciones despiadadas y certeras.

Sincericidio brutal.

Final y principio, principío y final

De una carta no enviada.

Final y principio, principío y final

De una historia no contada.

Seguir leyendo

Las locas ganas

fae0e6f301390645dc140a0413ff3988

Las locas ganas

De que me parta un rayo,

Me pise un tren

O me tropiece mortalmente

Con una baldosa.

Es lo mismo.

Me pierdo en el espejismo

Que me brindan los días de otoño.

Sigue el río

Su curso bravo,

Sin poder decidir

Más que morir en la boca del mar.

Beso sobre beso

Así empieza todo,

Así muere todo.

Extiendo un mantel blanco

Sobre la mesa redonda

Que está en el balcón.

Lleno mi copa

Y la alzo teñida de borgoña

Hasta que la luz del faro de la calle

Me ilumina a través del vino;

El vino dentro de la copa.

Mis manos en la copa,

Las tuyas en los bolsillos. 

La luz despierta mi pupila

Que otrora descansaba en la tuya.

La pupila dentro del ojo,

El ojo que no ve. 

Las locas ganas

De que sea vino,

Seguir leyendo

La doceava mañana del mes de abril

720e8f80e6a91741498bfdca9f6afda1
Steve McQueen and Neile Adams

Me rindo.

Dejo de querer forzar encuentros

Y desencuentros.

O de  querer alinear

Los tarros con especias

Que quedaron sobre la mesada.

Que me invada el desorden

Que trae el viento

Que alborota las hojas 

Que bailan sobre la vereda.

El viento me despeina

Al igual que las mil vueltas

Que doy alrededor de la luna….

Vueltas de un lado al otro de la cama.

Mi cama es una licuadora.

Me despierto con la palabra en la boca,

Con el beso en los labios,

Manos abiertas que reciben,

Y un licuado verde

Que trae clorofila, rendición,

Asombro e incertidumbre.

El miedo cae por la borda

Justo después de que mi carcajada.

Rompiera los cristales y los moldes

Donde poníamos la arcilla para los cuencos

Donde serviríamos la cazuela el domingo.

Tendremos que buscar platos hondos.

Me rindo.

Dejo de conspirar.

No hay a favor ni en contra.

Esta revolución se parece cada vez más

Seguir leyendo