Charlas de y con mujeres

Tamara Lempicka. La túnica rosa

Permítanme una licencia y escribir sobre cosas más mundanas y cotidianas…..

Manual del alumno bonaerence. Se acuerdan? Creo si la memoria no me falla que ese manual se usaba igual en otras provincias y tenía todo, absolutamente todo el contenido del año. Y frases por supuesto, de matemáticas, geografía, etc.

Hoy el manual del alumno lo escribimos nosotras. Si, tal cual oyen.

Tenemos un manual con varias materias: hombres, hijos, matrimonio, dinero, sexo, como tener el control, esparcimiento, artes adivinatorias, otras mujeres casi todas arpías. Ah, y lo más importante: tenemos la solución a todos los problemas de la otra.  Eso sí, nada de recetas de cocina, manteles, como hacer caramelo punto bolita o si ponemos naftalina en los placares.

No hay mejor cosa que las reuniones de amigas, aunque algunas veces terminemos y nos vayamos a casa con los pelos de punta porque ese día los dioses nos afilaron mucho la lengua.

Pero hay un acontecimiento que es casi fijo: nuestras frases matadoras, nuestras preguntas lapidarias y esos silencios que dicen más de lo que quieren ocultar.

Hay frases que parecen inocuas, como la de cada vez nos parecemos más a nuestras madres.

Hay preguntas que pueden llegar a convocar una junta médica: un hombre eyacula menor cantidad de esperma porque está cansado o porque tiene mucho sexo? – por mucho entiéndase sexo a parte del que tiene conmigo-.

Seguir leyendo