Modalidad “mono”

Terrace with Gold Urn – Laura Shubert

La ciudad está triste.

La ciudad es en realidad un pueblo crecido, un asentamiento de gente que supo ver momentos mejores, o eso al menos se dice por ahí, en las colas de los súper.

Camino por sus calles emparchadas.  Los adoquines fueron secuestrados hace años luz y reemplazados por el no tan noble concreto.

Las fachadas altas, con sus ventanales alargados y sus puertas majestuosas se disfrazaron de una rara modernidad dependiendo de la época. Primero les bajaron el copete por ser muy altas y achicaron las puertas para engrandecer la apariencia de quienes entraban. También  reemplazaron ventanas y suprimieron los ventiluces. El sol, a todo esto, hacía morisquetas para entrar.

Luego vino la época retro. Vuelta a buscar las aberturas viejas en algún remate de sábado y domingo por la mañana. Las gárgolas fueron reemplazadas por molduras rectas, se abrieron paredes para integrar los ambientes, y se hizo la luz.

Otras no corrieron con tanta suerte. En un acto de injusticia conservaron únicamente la pared frontal, eliminando hermosas escaleras, arañas solemnes, molduras juguetonas, vidrios de colores, mosaicos estampados, para dar lugar a centros comerciales espaciosos,  llenos de dicroicas y pantallas planas con musicales de MTV.

Hoy algunas de estas casas ni siquiera conservan los cimientos. Desterradas de la historia dieron lugar a amplios terrenos sobre los cuales se construyeron diminutos mono ambientes.

Seguir leyendo