Por favor que vuelva la fantasía

Mi ángel ¿Hay vida del otro lado de los labios?  – Juan Lecuona

Alvaro Castigno – Galería de Arte

Mi querido señor:

Hace rato que no le escribo. Entre algunos pormenores que he tenido este último tiempo y acontecimientos fuera de agenda ha ocurrido algo más grave aún. Me he olvidado de su rostro.

Al principio me pareció curioso, luego  preocupante,  ya que por más que yo cerrara fuerte mis ojos y tratara de traer su imagen hasta mí, eso era imposible. Me aparecían otros rostros conocidos a los cuales el título de señor no les cabe ni por asomo.

Sí, estoy mintiendo. Es cierto que en algún momento les he dedicado parte de mi parafernalia a esos rostros. Pero vió usted como es el tema del tiempo y la erosión. Entre la lluvia, el viento, los huracanes y en algunos casos hasta con demasiados días consecutivos soleados y sin siquiera brisa, todo se descubrió, o deslució, o destiñió. Aún no tengo la frase correcta para semejante cosa. O es que un hombre no es siempre lo que es?

Alguna vez escuchó esa frase de moda de un cantante que dice algo así como que me gustas como eres cuando estás conmigo?

Pues bien, creo que con ese matete de que alguno se convirtió en otra cosa para estar conmigo y yo colaboré adoptando casi la misma postura, pues que nos hemos quedado solos!

Mire usted, se levanta un día y de pronto ya no sabe nada de nada, ni quién era usted antes, ni quien era la persona que está ahora al lado suyo.

Sí, ya sé. Que todo cambia, que todo evoluciona, como los jeans, ya no se usan más pata de elefante. … pero a veces todo vuelve, como usted.

Realmente quiere volver? A mi me gustaría francamente que volviera, total es nuestro secreto y nadie nos ve.

La única duda que me cabe en todo esto es de qué manera volverá usted a mí y cómo estaré yo para recibirlo.

Seguir leyendo

Un cuenco en una tarde fría

Nota: Apuntes de taller es un nuevo espacio dentro de mi blog, no se si más o menos interesante que los otros, para algunos seguro más aburrido. Son sencillamente algunos apuntes que rescato de mi taller literario en donde me animo a incursionar por otros lugares de la escritura.

Kunoichi – Luis García Durán

La tarde fría llamaba tu cuenco

Cuenco de agua tibia no muy cristalina

Vertiente natural de tus dudas y mentiras

Mentiras para sostener tanta tibieza de no sentir nada

Nada en la tarde fría

Sólo tu cuenco de agua estancada y peces muertos

Sueños aplastados bajo falsas piedritas de colores

Se fue la tarde fría

Y la noche que no perdona cubrió con un manto helado tu cuenco

Al amanecer solo quedaron tus miserias escurriéndose por las grietas

De lo que fue un cuenco en una tarde fría


El abrazo – Luis García Durán

Obras Galería Arroyo –  Galarroyo.com

Blogalaxia Tags , , , ,
Technorati Tags , , , ,

Divagando alrededor de una taza de café

Café turco II Auguste Macke

Lo mejor de mis mañanas es el desayuno, indudablemente. Lo segundo es desayunar sola. Son mis minutos de propiedad privada en los que menos deseo es tener que hablar con alguien. Distan mucho de ser momentos de meditación diaria, tan solo veinte minutos que paso sorbiendo el café, untando las tostadas y despertando las neuronas.

Hoy amanecí en otro lado, sin computadora, sin papel. Irrisorio sobre todo porque tenía ganas de comunicarme haciendo garabatos que formaran palabras en un papel. Sobre la mesa mi lectura por estos días: Toma un café contigo mismo del Dr. Walter Dresel, pero como voy por el capítulo de victimizarse y tomar decisiones he decidido que temas tan importantes pueden esperar momentos más propicios. Y es así como surgió esto, escrito en un papel de servilleta con una fibra indeleble color roja. Por favor, no lo intenten en casa.

La base del ahorro….mejor dicho la base de la fortuna son el ahorro y tener la conducta para no gastar esos ahorros en algo que no sea hacerse rico.

Veamos. Hay dos situaciones sumamente opuestas. En una se estima que alcanzar la suma de un millón de pesos en la moneda de su nacionalidad es ser rico, siempre suponiendo que estén guardados en algún banco de confianza muy lejos de Latinoamérica. No era un millón? Bueno serán dos o tres, como suben las cosas!

Otra situación se puede dar si usted gana hoy un millón de esos mismos pesos pero los va gastando en actividades vanas y no redituables, sin rastro alguno de ahorro ni dinero. Puse un millón como ejemplo y como homenaje a sendos libros que nos incitan a invertir sabiamente teniendo como meta en la vida dos cosas: un billete falso de un millón pegado en el cielorraso sobre nuestra cama –machacando continuamente que solo nacimos para tener un millón o millones- y obviamente llegar al primer millón, luego de eso no hay techo ni paraíso.

Pero volvamos a la riqueza, el ahorro y la fortuna. Hay otros libros que nos instan a juntar tiempo en vez de monedas, por ejemplo cinco minutos al día para meditar, para repetir un mantra, para rezar, para tomar un café con uno mismo, para fijar metas, para hacer abdominales –no tienen idea lo que cinco minutos por día de abdominales pueden lograr: casi igual a una tabla de madera para lavar ropa-, cinco minutos para inhalar y exhalar, en fin, la lista es interminable.

Siempre la misma premisa, muy parecida a la de juntar monedas: cinco minutos por día son treinta y cinco minutos a la semana, dos horas y pico al mes y así sucesivamente.

Seguir leyendo

Charlas de y con mujeres

Tamara Lempicka. La túnica rosa

Permítanme una licencia y escribir sobre cosas más mundanas y cotidianas…..

Manual del alumno bonaerence. Se acuerdan? Creo si la memoria no me falla que ese manual se usaba igual en otras provincias y tenía todo, absolutamente todo el contenido del año. Y frases por supuesto, de matemáticas, geografía, etc.

Hoy el manual del alumno lo escribimos nosotras. Si, tal cual oyen.

Tenemos un manual con varias materias: hombres, hijos, matrimonio, dinero, sexo, como tener el control, esparcimiento, artes adivinatorias, otras mujeres casi todas arpías. Ah, y lo más importante: tenemos la solución a todos los problemas de la otra.  Eso sí, nada de recetas de cocina, manteles, como hacer caramelo punto bolita o si ponemos naftalina en los placares.

No hay mejor cosa que las reuniones de amigas, aunque algunas veces terminemos y nos vayamos a casa con los pelos de punta porque ese día los dioses nos afilaron mucho la lengua.

Pero hay un acontecimiento que es casi fijo: nuestras frases matadoras, nuestras preguntas lapidarias y esos silencios que dicen más de lo que quieren ocultar.

Hay frases que parecen inocuas, como la de cada vez nos parecemos más a nuestras madres.

Hay preguntas que pueden llegar a convocar una junta médica: un hombre eyacula menor cantidad de esperma porque está cansado o porque tiene mucho sexo? – por mucho entiéndase sexo a parte del que tiene conmigo-.

Seguir leyendo

De historias y pies amarillos

Voy a hacer una postdata pero al inicio: que tal el título del post? Ya sé, sub realista, continuemos.

“Por el renglón del corazón
cada mañana descarrila un tren.
Y al terminar vuelta a empezar
dos horas después de amancer.

Tiene la vida un lánguido argumento
que no se acaba nunca de aprender,
sabe a licor y a luna despeinada
que no quita la sed.

La noche ha consumido sus botellas
Dejándose un jirón en la pared.
Han pasado los días como hojas
de libros sin leer”.

Dos horas después – Joaquín Sabina – Frag

Joan Miró – Abstraction

El profesor me manda las pinturas de su amor -y esposa-  por correo electrónico. Son una belleza. No sé si están enamorados pero me reconforta pensar  que sí, y que las pinturas de ella destilan algo más que figuras al óleo.

La señora fulana de tal me dice que el amarre que pagó a una bruja desconocida no funcionó, encontró otra vez mensajes en el celular de su marido con otra mujer, tal vez por enésima vez. No sé qué decirle. Mientras la miro pienso que clase de persona es el marido que ni siquiera borra los mensajes del celular después de enviados. No es lo que hace todo el mundo? La confianza está muy devaluada últimamente. Y qué corno puedo decirle yo?

Una casi mujer de veintidós años esté tratando de salir fuera de la cama que la atrapa. Tiene todo por terminar, todo por emprender, sin embargo la vida se torna desabrida. Plan B: rutina de múltiples actividades para tratar de zafar. Puede que funcione, puede que no.

Ellos se conocieron hace doce años, entre los dos tienen tantas heridas de cirugías como de las otras en el alma. Pero se tienen, el uno al otro y un millón de historias para contar.

El sueña con irse de la casa, pero no con pasar una noche lejos de sus hijos. La culpa hace que solo mire desde lejos aquella vida que podría tener y no tiene. No se anima, tal vez tenga razón, hay heridas que no cicatrizan nunca.

Seguir leyendo

Espejito espejito

Girl Before a Mirror, c.1932

Pablo Picasso

No hay más dios que este Espejo, que es el Espejo de la Sabiduría. Todas las cosas del cielo y de la tierra las refleja, excepto el rostro de quien se mira en él. No lo refleja para que el que mire pueda ser sabio. Todos los demás espejos son espejos de la opinión. Sólo éste es el Espejo de la Sabiduría. Quienes poseen este Espejo, lo saben todo, y no hay nada oculto para ellos. Y quienes no lo poseen, no adquieren la Sabiduría”. El pescador y su alma.  Oscar Wilde

Sin dudas salir sorteado en la lotería para tener que hablar sobre el espejo es una suerte… o no. El espejo puede significar desde una supuesta ventana para los espíritus, un mueble hermoso para agrandar una habitación, hasta el reflejo de lo que no queremos ver pero invertidos. Pues sí hombre, que la derecha no es la derecha sino la izquierda. Dicho lisa y llanamente, el espejo nos devuelve lo que queremos ver, y para ver lo real tendremos que hacer un esfuerzo mental, usar el poder de concentración, nada de meter la panza adentro ni mostrar el mejor perfil. Nunca les pasó que a pesar de mirarse siempre en el espejo, de pronto se sacan una fotografía y dicen: Este no soy yo. Entonces vuelven al maldito y mentiroso espejo –el mismo que le dijo a Blancanieves que era la más linda del reino- y del otro lado el ego reflejado les dice: las máquinas fotográficas son un engaña pichanga.

El Feng Shui dice que los espejos no deben ponerse en las habitaciones, otras corrientes que si.  Que reflejar el alimento en un espejo lo multiplica. Que hay espejos mágicos que nos llevan a donde queramos, a otros mundos, submundos. Que nos hablan. Que a veces encontramos a un loco psicótico parecido a nosotros que nos grita. Que muchas veces nos gratifica. Que otras nos sirve para ensayar posturas, repertorios, peroratas y discursos. Que se empañan, que se ensucian, que dicen mucho y a veces nada. Que reflejan el paso del tiempo. Que son un objeto de culto.

Que los espejos a veces no son tales –superficie pulida en la que al incidir la luz, se refleja siguiendo las leyes de la reflexión–  sino nuestros pares. Nuestros amigos, nuestra pareja, amante, los hijos, los compañeros, los padres, otro ser animado que nos refriega en la cara los miles de defectos que nos joden de ellos  …. y de nosotros mismos, las personas que admiramos, las que envidiamos…..

Un espejo puede ser una superficie pulida, pero de nuestra alma.

(….)

Nos acecha el cristal. Si entre las cuatro

paredes de la alcoba hay un espejo,

ya no estoy solo. Hay otro. Hay el reflejo

que arma en el alba un sigiloso teatro.

Todo acontece y nada se recuerda

en esos gabinetes cristalinos

donde, como fantásticos rabinos,

leemos los libros de derecha a izquierda.

(….)

Dios ha creado las noches que se arman

de sueños y las formas del espejo

para que el hombre sienta que es reflejo

y vanidad. Por eso no alarman.

Los Espejos –  Jorge Luis BorgesFragmento

Mujer ante el espejo, 1937

Pablo Picasso

Seguir leyendo

Abre tus ojos

La mirada. Casi siempre se trata de lo mismo.

Una cosa me llevó a otra y terminé con esta cuestión de la mirada, los ojos y el cansancio.  Y en esta línea los que vemos no tenemos ninguna ventaja sobre los no videntes. Porque no me refiero a la vista en sí, sino a la percepción que obtenemos de lo que nos rodea, no importa qué sentido apliquemos…. Pero no busquen en el olfato ni en el tacto…. Busquen en los otros sentidos del alma, porque es sobre esos ojos a los que me refiero.

No hay mirada más certera que la del alma, es una pena que no esté tan entrenada como los otros sentidos.

«El pintor debería pintar no solo lo que se encuentra frente a él,

sino también lo que ve en su interior.

Si no logra ver nada, debería dejar de pintar lo que se encuentra frente a él»

Caspar David Friedrich. (Wikipedia)

Monk by Sea, 1809 – Caspar David Friedrich

Seguir leyendo