Anotaciones

Y por qué no? Ante la ausencia de historias con final o con suspenso o catarsis desgarradora o análisis sistemático de la vida que tendría…. Que mejor que apuntes agarrados de los pelos y de frases tiradas en un taller al azar. La ausencia de palabras por una vez no es ausencia de vida ni anestesiamiento. Por una vez es acallar la mente, poner la mirada en el señuelo y ver si pica.

Esta vez no sé si es breve y bueno, dejémoslo en el breve.

El Pez en el Puerto – Paul Klee

Por qué algunos puertos tienen nombre de santos? Esa costumbre de vestir santos, prender velas, construir ermitas, sembrar cruces en escolleras. Con tanta divinidad llegué al puerto, pero ni arribé ni partí. Sólo lo dejé a un costado para tomar la ruta de los acantilados.

Un barco a la deriva, sin capitán, ni timón ni brújula, caído del cielo, sembrado en el mar, gareteando, naufragando, haciendo frente a su destino errante, la erosión y el desgaste. A la espera de encallar en la orilla y saberse casi eterno, imponiéndose al paisaje y venciendo al mar que se lo quiso llevar.

Back to the Old House II – Jesus Barranco

Una casa abandonada y dentro una vieja más abandonada. Pobre viejita tirada en sus cotines. Ella entró y con un amor que le salió de la ausencia de otros amores, la levantó y la bañó como a un bebé, regando su piel como quien riega un huerto. Sacó trapos, cartones, moscas y bichos. Y por un día ya no eran más ni una casa ni una vieja abandonada.

Seguir leyendo

Anuncios