De amores, conquistas y oficios

Es sabido que gran parte de la población femenina -también hay hombres que lo hacen-, cuando ve a su presa, trata de amoldarse a las condiciones de la misma. Esto en un contexto inicial, como quien desea amalgamarse y conquistar desde las cosas en común. Más allá de bancarse alguna que otra actividad extraña, lo complejo a veces, es la parte en donde la conquista arranca sin que del otro lado se den por aludidos.

Es aquí en donde entran a jugar los oficios de la presa en cuestión.

Por ejemplo una mujer enamorada de un farmacéutico, irá a la farmacia todos los días posibles, retirando la medicación a cuenta gotas, pidiendo control de presión, utilizando la balanza y haciendo un millón de preguntas sobre síntomas inexistentes, mientras se retuerce del otro lado del mostrador como si fuera Olivia.

Dentro de los miles de oficios tenemos por ejemplo al electricista, a quien una femme le hizo ir todas las veces que pudo a su casa. Primero fue para instalar el home theater, luego para poner luces en lugares tan recónditos como arriba del lavarropas, y ya que estamos con el ahorro de energía eléctrica, se encargó de cambiar todas las bombitas incandescentes por lámparas de bajo consumo.

Seguir leyendo

Un hombre, nueve mujeres, nueve cartas

nuevo-1.jpg

¿Es posible que nueve mujeres del mundo sucumban ante el encanto de un solo hombre? Sí, es posible.

El hombre en cuestión, es un amigo de todas ellas que se hizo querer a través de sus palabras tan espontáneas y su particular estilo de narrar historias.

Hoy, este hombre, cumple 48 años y sus “mujeres comentaristas virtuales”, queremos hacerle un regalo especial en su día haciéndolo jugar un poco, ya que él deberá adivinar qué carta de amor corresponde a quién.

Quedan todos invitados a participar junto a Georgie, en este humilde agasajo en su cumpleaños.

Georgie ¡feliz cumpleaños!

***

Paseaba aprovechando los primeros rayos de sol de primavera, una pequeña ráfaga de viento levantó mi falda, mientras mis manos se ocupaban de detenerla, mi pañuelo viajó volando desde mi cuello hasta el suelo. Un caballero que por allí pasaba, lo recogió, se acercó, me sonrió con gesto gentil y mirada plateada, tomó el pañuelo en sus manos y antes de hacer la entrega, aspiró su aroma y marcando un gesto de agrado, dijo…

– Esto es suyo señorita-, agradecí el detalle con una sonrisa y seguí mi camino, no sin antes volver la vista atrás para saber algo más de aquel de mirada seductora. A lo lejos escuché una voz que le nombraba acompañando a un saludo, sabía algo más… su nombre era Yoryi.

Sonreí, anudé el pañuelo a mi cuello y sentí por un momento, la caricia de aquellas manos.

***

Qué puedo decirte mi querido amigo bloguero que no te hayan dicho. Que te deseo lo mejor para vos, tu piel, tu corazón y tu alma. Que encuentres lo que buscas, que halles lo que ansías, y que sigas como estás…bueno, ¡nos estás volviendo locas! Besito.

***

Seguir leyendo

Acaso

verge500.jpg
In Name of Love – Robert Carbonell – Barcelona

Vueltas y más vueltas he dado. Llega abril y aún no tengo resuelto nada. Las hojas que se caen lentamente, van desnudando el alma, pero no así mi mirada, que aún no se anima a expresarse.

He pensado señor, que esta quietud en mis acciones, se debe mayoritariamente a que su presencia me intimida. Será la falta de práctica que ha hecho de mi una mujer inoperante? Será la exigencia diaria focalizada en otros asuntos la que me ha privado de los manejos en el arte del amor? Será el miedo a que mis palabras salgan de manera inapropiada?

Esta mujer segura de sí misma hoy no es más que un papel arrugado y naufragando por los charcos de las veredas.

Ya no tengo donde esconderme, ni donde esconderlo a usted.

Seguir leyendo

Cuando se abre una flor

Señora. En qué momento de su vida una mujer pasa a ser llamada señora?

Para mi personalmente fue hace un millón de años luz, ya que al ser madre joven, ni bien me vieron con la cría señora de adosó muy rápidamente a mi persona. Las primeras veces suena algo feito, luego uno se va acostumbrando.

Hoy, a pesar del descontracté de las palabras y los modismos, señor y señora son prefijos muy usados en la atención al público, lo cual en realidad no tiene ningún tipo de connotación personal o de referencia a la edad, simplemente es la antesala a un contacto con un extraño.

Cuando uno anda por la edad media (qué significa esto realmente: La mitad de la vida? La mitad de arrugas? La mitad de experiencia?) no es raro que alguna persona que nos doble en edad se refiera a nosotras como niñas -y aclaran: cariñosamente-, quedando pendiente de un hilo la resolución de si la cuestión es algo libinidoso o simple cariño de abuelo.

Las mujeres a las que nos llaman señora del otro lado del mostrador o del escritorio de una oficina pública estamos usualmente en crisis.

Crisis laboral, crisis de pareja, crisis de soledad, crisis porque parecemos redondas y lo estamos, crisis porque se nos está cayendo la estantería y por más que pasemos por una obra en construcción nadie nos silva.

Una de esas crisis puede juntarse con las otras tantas y una de ellas puede suscitarse -no siempre- cuando nuestra hija mujer tiene su primera relación sexual.

Seguir leyendo

Pendiente de ti

 

screenshot059.jpg

“No sé quién eres tú

ni lo que soy para ti.

Si hay algo entre tú y yo

te importa un pito.

No sabes que vivo

pendiente de ti

y tengo también

mi corazoncito”.

 

 

Ayer fue un día especial, sobre todo porque no pasó nada de lo que vengo soñando, el analista me dijo que debo dejar decantar -alguien que me mande el significado please– y encima me di cuenta de que siempre espero Abril con demasiadas expectativas.

Abril aún no llega pero por suerte para algunas personas que están receptivas se está anticipando como nunca.

Ayer por la mañana, en una de estas diligencias laborales, que hacen que tenga que salir a la calle, me encontré con una muchacha a la que veo usualmente en la semana. Estaba tan rosa, tan radiante, tan espléndida, que no pude menos que decirle: Qué linda que estás! En ese momento también agradecí que el estudio no fuera uno de esos lugares que tienen espejo, ya que mi figura al lado de la de ella era simplemente deplorable.

Ayer fue uno de esos días en los cuales bendigo que haya personas que se abran -espiritualmente obvio- conmigo. La respuesta de la chica en cuestión fue simple, contundente, demoledora: “Estoy enamorada”.

Seguir leyendo

Crisis en Argentina: “Demasiado ocupados en las palabras…

…. Para poner a salvo de ellas las cosas

Demasiado obligados en sus pesadas corazas…

(Tordos y caracoles-Joan Manuel Serrat – Frag)

Que mi silencio como ciudadana se haya extendido hasta hoy, no quiere decir que haya dejado mi conciencia de argentinidad a un lado, ni que deje de escuchar las hirientes y prepotentes palabras que vienen desde el poder. Mi silencio es el mismo de muchas personas, que se levantan por la mañana, madrugan su día y salen a sacarle jugo a la jornada.

Es imposible disociarnos: los ciudadanos somos humanos, los mismos que luego del desayuno salimos en el auto puteando al que pasó por la izquierda sin mirar, los que estamos apurados para casi todo, los que llevamos a los chicos al colegio y asistimos a las reuniones sin escuchar, los que nos vestimos mejor ese día que estamos enamorados, los mismos que pagamos los impuestos como podemos y soñamos con irnos dos veces al año de vacaciones. Los que llegamos agotados a la noche y ya no queremos más reproches, los que parece que muchas veces vivimos en stand by, o que no nos inmutamos por nada, si total no hay nada que hacerle.

Ayer fue uno de esos días mágicos, en los que se demostró que en el fondo si pensamos que hay más que hacer, en los que pedimos por favor que no se nos siga tratando de idiotas, que se nos escuche, que no estamos de acuerdo con discursos de atril e imágenes de divas inaccesibles.

Ahora que parece que estamos actuando, no hay de dejar ir este sentimiento de que podemos cambiar, queremos cambiar y que no necesitamos que ningún Fernández nos haga buscar la palabra masivo en el diccionario, o nos digan que en realidad estamos redistribuyendo la riqueza cuando hay hospitales que no tienen iodopovidona como desinfectante….

Seguir leyendo

Estos días azules…. el amor platónico de Machado y Guiomar.

seg_guiomar1.jpg

Cuando pienso en Antonio Machado, vienen a mi mente los versos de Cantares, La Saeta o He andado muchos caminos, todos temas musicalizados por Serrat.

Pero Machado también nos ha dejado su historia de amor…

Antonio Machado a Guiomar

“Lunes, en “nuestro rincón”.

Aquí, en nuestro rincón, vida mía, empiezo mi carta cuando tú no habrás llegado todavía a tu casa. Así combato yo la amargura de este momento terrible de la separación, ese principio de tu ausencia, tan violento, que es tanto como un desgarrón en las entrañas. Porque así pienso yo que estas palabras mías te llegan al oído y te acompañan en el camino. Adiós, mi diosa, mi vida, mi gloria! Aquí se queda tu poeta con la ilusión… con la conciencia de que es una ilusión el tenerte todavía a su lado. Ay, ahora cuánto sufro! Qué soledad tan grande! Pero, también, qué momentos de suprema alegría acabo de vivir. Y cuando pasen estos momentos del tránsito de tu presencia a tu recuerdo, que son los verdaderamente trágicos, volveré a ser feliz con tu imagen rememorando y recordando una por una tus palabras y tus labios y tus ojos! Cuánta vida has venido a dar a tu poeta! Y cuántas cosas no te he podido decir, porque la emoción no me permite coordinar mis ideas cuando estás a mi lado. El amor tiene más gestos que palabras, y cuando se complica con la necesidad del freno… Ay! Tú no sabes bien lo que es tener tan cerca a la mujer que se ha esperado toda una vida, al sueño hecho carne, a la diosa… Ahora que estoy solo, quiero llorar un poco, de amor, de gratitud, si no se me rompería el corazón.

Son las diez y media. Comienzan a venir gentes alegres. Es día de moda -me ha dicho el mozo- en esta casa. Yo me voy a la mía”.

Seguir leyendo

Neurosis de fin de semana largo

Para ser que pasaron bastantes días en los que no escribía me sentía soberanamente regular. El silencio de las palabras no era precisamente el silencio de la mente. Por alguna extraña razón ajena a mi comprensión, mi mente y el poder de transformar los pensamientos en palabras estaban divorciados.

Divorciadas estaban las personas que frecuentando últimamente. Y no hablo del divorcio legal. Hablo de la disociación.

Aparentemente desear, querer y tener, habían pasado a caminar distintos senderos, y cada uno para un punto cardinal distinto. Esa es al menos la impresión mía en base a lo que había recogido de la calle los últimos días. Y no es que yo estuviese al margen…

Disociado, separado, divorciado, incongruente. Vidas paralelas, soñadas, deseadas, perseveradas (existe tal término?).

Sí, somos todos una manga de histéricos -neuróticos diría un analista con mayor propiedad del significado de éstos términos-.

Neurosis: Trastorno parcial de los aspectos funcionales de la individualidad que afecta sobre todo a las emociones y deja intacta la capacidad de razonamiento.

Bueh, nada que no nos pase una mañana cualquiera a una hora cualquiera. Quién no vive emocionalmente convulsionado hoy en día?

Pero si este fin de semana de cuatro eternos días, es el momento justo en el almanaque para situar gente con trastornos emocionales!!

Seguir leyendo

Rubén Bareiro Saguier: Paraguay desde mis sueños

Carolina Pigeon or Turtle Dove by John James Audubon

Entrevista: Por Mario Rubén Álvarez (www.ultimahora.com)

P.: ¿Para quién o quiénes escribís?

R.: Para el lector, para el que se anima a leer. Los escenarios de mis relatos parten de los itinerarios de mi vida, pero sobre todo son paraguayos. La ausencia física del exilio nunca fue una ausencia espiritual. Viví, donde quiera que estuve, como paraguayo y en función a mi pueblo.

P.:¿Cuál es la razón por la escribiste toda la vida?

R.:Para mí siempre fue una cosa compulsiva, una necesidad. Mi destino de escritor quedó marcado cuando a los un año y medio tuve una gastroenteritis que, entonces, era mortal. Me dieron por muerto. Hay que ver si amanece… dijo el médico. Y amanecí. No podía jugar al fútbol aunque sí al tóky y a las figuritas, pero nada más. Tenía que buscar algo alternativo. Ahí fue que empecé a escribir. Soñé entonces despierto y dormido. (Entrevista completa)

Este señor es Rubén Bareiro Saguier, escritor, poeta, autodidacta. Che pykasumi, musicalizado por Joan Manuel Serrat en el disco Cansiones, es un bello poema cuyas primeras estrofas están en guaraní, detalle que le suma ternura musicalmente hablando. Che pykasumi es mi pequeña tórtola, la cual nos ha dejado deambulando solos y recordándola penosamente.

Para escuchar el tema cantado por Joan Manuel Serrat ir al mismo post en otra plataforma. (link)

Che pykasumi reveve vaekué chehegui rehóvo

oúva ne ange cada pyhare che kéra jopy;

rohayhúgui ai ajepy’apÿva che ne ra’arôvo,

michínte jepépa ndaivevuivéi che mba’embyasy.

Ne añaitégui ndénte aikóva ko’âicha aikove asy

jaikóma rire ku juayhu porâme oñondivete;

resê reveve che rejarei, che motyre’y,

aico cikorey ndavy’amivéi upete guive.

Sin consuelo alguno te sigo queriendo cada amanecer

como sombra voy caminando a solas con mi soledad.

Mis ojos padecen al mirar la casa donde ya no estás.

Corazón transido que me mancha el pecho y me hace sollozar.

Con un leve vuelo de mí te apartaste pequeña torcaz.

Porque no querías que te acariciase el pelo y la piel.

Regresa, te pido, a darme consuelo como sabes tú.

Alivia esta pena que me estruja el ama, Che pykasumi.

Seguir leyendo

Siendo fiel… a uno mismo

Tal vez se tratara justo de eso, estamos haciendo algo que va contranatura….

Otro fin de semana. Domingo a la tarde, partido de fútbol codificado, radio haciendo de soporte, mate dulce y facturas. Visto y considerando los hechos, muy pocas posibilidades de diálogo entre un loco fanático de Boca y la mujer que le tocó en gracia durante los últimos veinte años.

Si estuviéramos en los ochenta podría describir que él tiene una camiseta tipo musculosa blanca, unas pantuflas horribles que “alguien” le compró para el último día del padre y unos pantalones de gimnasia azules con tiras blancas a los costados.

Pero estamos en el 2008, señora.

El hombre en cuestión se mantiene bien físicamente, todavía se considera codiciado y está en carrera. La mujer está muy lejos del prototipo de mujer que fue su madre o su abuela. Esta pareja ya ha atravesado de todo en esta vida: crisis, separaciones, reconciliaciones, ignorancia absoluta, celos, compañerismo acorde, canas al aire?, terapia de pareja y superación.

Como buena mujer aggiornada a su época, la señora en cuestión alterna los domingos entre periódicos, Internet, plancha y películas dramáticas.

El partido y los mates hacen de reunión obligada para compartir la bombilla y el agua tibia. Mientras él trata de seguir el ritmo de los comentarios -creo que el de la radio entraba por su hemisferio izquierdo…- ella leía la revista del diario del domingo.

Ya habían estado intercambiando chismes en el almuerzo.

Nada fuera de lo común. Que el señor Gonzáles había viajado a Buenos Aires, pero que su retorno fue antes de lo previsto, que llegó a su casa, que se encontró a su mujer haciendo la porquería con un señor que ya venía sacudiendo varios matrimonios -o debo decir varias mujeres casadas?- . Que otro fulano casado salía con una enfermera y que Pérez se había separado de su mujer desde hace 25 años para salir con su empleada administrativa.

Seguir leyendo

“Se trata justamente de eso, de que estas mutaciones combinen con tu vida”. Gabriela Liffschitz

01.jpg
eduardogil.com

“Con la enfermedad, yo no encontré una imagen anterior que se destruyó sino quinientas que destruí mil veces. Fui hippie, fui posmo, fui joven siendo vieja, fui vieja siendo joven, me moví desde el tailleur hasta las calzas negras de lycra. Sin teta fue otra imagen, sin pelo es otra imagen. Y aclaro que yo no me quiero proponer como la persona que tiene todas las respuestas, sólo que ésta es una respuesta para mí”.

Creo que todas las mujeres -bueno, casi todas o una gran mayoría- en algún rincón sombreado de sus ocultos pensamientos, han querido destacarse. El imaginario femenino vuela desde amores ocultos, desgarrados, imposibles; la superación de barreras de todo tipo -sociales, económicas, enfermedades-, la asistencia -soy la mamá protectora que te cobija-, y la incongruencia de querer ser protegido, asistido, débil en contraposición a hacerse cargo, tomar lo propio, emitir nuestros pensamientos y hacerlos valer.

Gabriela ante todo es mujer. Como tal, ha sido aguerrida, pionera, se ha desnudado en cuerpo y alma para mostrarnos sus heridas de guerra. Estas imágenes, son de las que van acompañada de alguna frase del tipo: “Personas sensibles abstenerse”.

Sensibles a qué? A la muerte, al deterioro, a la enfermedad, al cáncer, y lo debo decir: a la valentía del otro, que en este caso arremete como un muro con movimientos propios y nos lleva por delante. Es eso lo que sentí cuando vi las imágenes de Gabriela, tan femenina, con su ausencia, con una amputación que desaparece ante el espectador boquiabierto.

Esta obra, que nos llega en imágenes y con algunos fragmentos de su pensamiento, es una oda al cuerpo femenino, a la supervivencia del alma por sobre todas las cosas, es dolorosa y liberadora al mismo tiempo.

Gracias Gabriela por tu testimonio. Me rindo ante tu valentía -mi cobardía de acentúa ante tu vida-, me rindo ante tu imagen, bella, valiente…

Gracias mi querida amiga Laura por compartir este material conmigo. Este es otro testimonio que nos confirma que en esta vida podemos solo pasar, o dejar huella.

Seguir leyendo

Ahora que cumplo un año en la blogosfera

dog_by_twistedgeek.jpg

Este blog hoy cumple un año. Nació un quince de marzo.

El inicio fue muy sencillo -o al menos eso parece hoy-, una amiga me invita a ver su propio espacio en Fullblog, y de pronto  parecía que yo también podía tener el mío.

Blogs hay muchos, blogueros o bloggers también.

No sé si hay algunos mejores que otros.

Los hay sí para todos los gustos.

A pesar de que he tratado en lo posible de mantener mi anonimato -por cuestiones muy personales-, nunca he dejado de ser fiel por no exponer mi apellido en este medio.

Lo que leen es lo que soy, mis contradicciones son exactamente eso: contradicciones de una persona que tiene errores, que trata de ir aprendiendo, que a veces se estanca.

A la distancia, este ha sido un año largo y lleno de gratificaciones.

He tenido la suerte de encontrar personas muy generosas en este medio, quienes me han leído y conocido, quienes aunque no saben qué mueca puedo hacer con mi cara, definitivamente saben de qué humor estoy por lo que escribo.

Por el otro lado, no puedo dejar de agradecer a las personas que siempre me acompañan, las que conocen mi “carne y hueso”, y se han subido a las demandas de mi búsqueda de aprobación. Miles de mails con el artículo recomendado, esperando que por lo menos digan que lo leyeron. Ustedes saben quiénes son.

Seguir leyendo

Miguel Hernández: poeta, pastor y guerrero.

20070228elpepucul_13.jpg
Foto: archivo diario El País

“Para la libertad me desprendo a balazos

De los que han revolcado su estatua por el lodo.

Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,

De mi casa, de todo”.

Siento que hace una eternidad que empecé con este post. Este nace con la palabra herida dando vueltas en mi cabeza, y en realidad estaba orientado hacia otra cosa, lo cual por lo que pueden leer no surgió.

Al pensar en las heridas, automáticamente me vinieron a la cabeza los versos de Miguel Hernández en la voz de Serrat: las heridas del amor, la muerte y la vida.

“Llegó con tres heridas:

la del amor,

la de la muerte,

la de la vida”.

(Fragmento) Miguel Hernández

No puedo de ninguna manera honrar estos versos con heridas superficiales y ocasionales del alma; la obra de Miguel Hernández y su vida merecen mucho más.

Y aquí estoy, con un post largo pero que vale la pena leer, sobre todo para quienes sepan saborear los buenos versos y admirar esas vidas cortas que nos pasan por arriba. Cuanto más leo del poeta, más quiero incluir en este tributo. Imposible, he decidido crear links al final para quienes quieran saber más de su vida y obra.

Sus versos son escritos con sangre, y dolor. Estos pueden resultar muy tristes y desgarradores -como uno de mis preferidos “Elegía a la muerte de Ramón Sijé” que dice:

“Quiero escarbar la tierra con los dientes,

quiero apartar la tierra parte a parte

a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte

y besarte la noble calavera

y desamordazarte y regresarte.

Y volverás a mi huerto y a mi higuera…”

(Fragmento) Miguel Hernández

Este poema no es otra cosa que una hermosa manifestación de amor ante el amigo que muere.

Dice Neruda -otro amigo de Hernández- en “El Pastor Perdido” :

“Aquellos días y siglos
en que a Miguel Hernández,
los carceleros
dieron tormento y agonía,
la tierra echó de menos
sus pasos de pastor sobre los montes
y el guerrillero muerto,
al caer, victorioso,
escuchó de la tierra
levantarse un rumor, un latido,
como si se entreabrieran las estrellas
de un jazmín silencioso:
era la poesía de Miguel”

(Fragmento) Pablo Neruda

El final de la vida de Hernández es absurdo, deambulando de cárcel en cárcel luego de la guerra civil y muriendo a los treinta y un años. Es aquí cuando el verso “para la libertad, sangro, lucho, pervivo” adquiere la dimensión exacta y su significado real.

Hernández no sólo nos dejó rastros en Orihuela -su pueblo-, o las paredes de los muros de la cárcel de Alicante con inscripciones, sino ejemplos de compromiso y lucha para con su país.

Mi vínculo con el poeta viene de la mano de Serrat, gracias a quien me han llegado la mayoría de los versos que conozco.

Seguir leyendo

Poema de amor

Tenía 16 años y me había enamorado en la playa. El muchacho en cuestión era todo un “papito”, para llamar de alguna manera a un men que me llevaba ocho años de edad.

Fue un amor exclusivamente de arena y mar, y tuve el placer de disfrutarlo dos veranos seguidos. Terminadas estas temporadas y con la llegada del otoño, me quedó Serrat, este poema, una nota de cuatro renglones y un dibujo de una amiga que reflejaba a una pareja con la frase “No hay olvido para un amor vivido”.

Dice Luis Garcia Gil: (Serrat, Canción a Canción – 2006)

Poema de amor es todo un clásico de la poética sentimental de Serrat. A base de enumeraciones, con pequeños tercetos encadenados, se trata de una de las canciones más populares del repertorio del cantautor catalán. Además, se prescindió con posterioridad en los recitales de aquella postiza introducción que la canción poseía en su origen, inevitable deuda de la época. Eludido ese innecesario prólogo -estoy en total desacuerdo con Gil ya que el prólogo me gusta- la canción emerge enorme en su capacidad de condensar en pocas líneas el sentimiento amoroso.

Poema de amor ha conocido distintas versiones: desde Richard Anthony a Miguel Ríos pasando por Lole y Manuel, que grabaron una versión del tema para el disco Serrat eres único -1995-.

De muestra pueden escuchar la versión original de Serrat, la de Lole y Manuel y la más reciente: Sabina en el recital Dos pájaros de un tiro. Todas están en este mismo blog en otra plataforma que permite Playlist.

El video? De colección.

titiritero1.jpg
Primer Single en Castellano – Año 1968 – Dos temas: El titiritero y Poema de amor

De atrasos y tests de embarazo

Las mujeres hemos tenido grandes historias de atrasos, y no hablo de los atrasos mentales. No señor, hablo de atrasos en el almanaque, esos atrasos que convulsionan, alegran, enojan, deprimen.

En una misma mujer cada atraso en su menstruación en el transcurso de su vida pudo haber tenido miles de significados distintos.

Veamos algunos ejemplos de atrasos en distintas épocas:

17 años.

Tener 17 años en la década de los ochenta es toda una proeza, porque:

1- Vas a un colegio católico. Si ya tuviste sexo todos los santos te señalan con el dedo.

2- Hace muy poco que se terminó la dictadura militar, todavía no estamos seguros de los valores, de lo permitido, de si antes fue mejor o si lo mejor viene ahora.

3- Tus padres en ningún momento te hablaron de educación sexual, para qué? Si no vas a tener sexo hasta que te cases -si te casás- o nunca en la vida -si no te casás-.

4- Tus compañeras de colegio son en un 90% unas mojigatas, llegarán vírgenes a la cuadra siguiente, mientras ocultan que se tocan con alguna compañera en el baño de mujeres del colegio.

5- Cuando una chica de 17 años va siempre al frente tiene el anterior 90% de población femenina como enemigos asegurados.

No sé si en esa época existían o no los tests de embarazo. Los aprendices de hombres -llamemos así a los adolescentes varones del momento- sabían algunos procedimientos básicos sobre el sexo, pero de cuidarse con preservativos ni hablar.

La mejor manera de saber si estabas embarazada era mandando la orina en un frasco de dulce La Campagnola bien lavadito al bioquímico.

Obviamente, este profesional, al ser el único de un pueblo de pocas almas, se enteraba de todo. La opción es mandar la orina a nombre de otra mujer: por qué no la futura suegra y ocasional compinche ese día? La cual sospecho que por esa época ya estaba en la menopausia.

Para qué seguir! A los dos días la despiertan obviando todos los manuales de psicología: a las cachetadas limpias de su madre y las puteadas de su ya consuegra con la buena nueva: iban a ser abuelas y la ya no niña era una chancha reventada.

25 años

A los veinticinco, es posible que una mujer que haya padecido lo anterior, se haya casado y separado. Haya deseado a más de un hombre en un día sin sentirse culpable, conseguido trabajo y esté en la cúspide: ese lugar en donde se comienzan a construir los sueños.

Seguir leyendo

Regresión total: La pantera rosa.

Pink Panther – MyVideo (click en el link para ver elvideo)

O En mi otro blog para verlo allí: patote.fullblog.com.ar

Los que me leen deben de pensar que he tenido una regresión o algo parecido. Posiblemente.

En esta mañana en la que nada pareció salir bien, de pronto tuve cinco minutos de gloria. Fueron en el desayuno, cuando camino a localizar las noticias me encontré con un capítulo de La Pantera Rosa.

No es que antes no la hubiese visto, trato de prenderme cada vez que puedo.

Pero en el capítulo de hoy, allí estaba mi querido reflejo…

Uno de los personajes no es otro que el perro, quien tratando de cuidar y defender a su amo, cae en los constantes equívocos de la pantera y lo termina perjudicando a cada paso.

Realmente me sentí muy identificada con este animalucho.

 

 

Que disfruten y me acompañen en esta “retro regresión”.

P.D.: Todo perro lleva un niño adentro.

screenshot056.jpg

El nacimiento de la pantera rosa fue casi una casualidad. En la película original titulada La pantera rosa de Blake Edwards, la pantera rosa, en realidad, era un diamante de gran valor y, por extensión, un ladrón de guante blanco que había logrado sustraerlo.

Como personaje animado, la propia pantera rosa nace en esa primera película, cuando se recurrió a una animación para ilustrar el título y los créditos iniciales y finales de la película. Edwards encargó al prestigioso animador Friz Freleng (el creador de Bugs Bunny) que crease un dibujo animado y sólo le pidió tres cosas: que resultara graciosa, que fuese de color rosa y que fuese muda.

Tabla de contenidos

La pantera rosa se puede definir como un gentleman (caballero con clase) británico, elegante hasta en el último de sus gestos. Es una pantera antropomórfica bastante metódica y muda (aunque en 2 episodios habla), con una capacidad intelectual muy elevada y con un genio bastante alegre y simpático; su aspecto físico es delgado con la situación de que es de color rosa y muda, se mete en algún lío o simplemente realiza tareas bastante comunes pero con un toque cómico singular, lo cual haría recordar por un momento un singular pero poco denotado parecido muy especial al gran maestro de la cinematografía sir Charles Chaplin y al personaje Charlot.

Wikipedia

screenshot057.jpg

 


 

Blogalaxia Tags , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , ,

María Eugenia Sampallo: “Mi papá supo que había nacido”

Esta historia, no sólo es la historia representativa de muchos argentinos que hoy rondan los 30 años, no sólo es la historia de abuelas y madres buscando a la cría arrebatada.

Es la historia de la mentira y de la infamia, de la apropiación, del egoísmo. Un niño criado en un seno familiar en donde se lo engaña constantemente, tiene una infancia a medias, vive sus primeros años con los ojos vendados. El camino del autoconocimiento y de la búsqueda de la identidad es eternamente largo.

Esta no solamente es la historia de otra niña arrancada del vientre de su madre. Es la historia de una niña a quien quisieron engañar, disfrazar, y desnudar de su identidad.

El accionar de los padres adoptivos de María Eugenia Sampallo, hace que me pregunte para qué la “adoptaron”, raptaron o desearon criarla.

Quién es padre? Aquel que posee a su hijo como una pertenencia, para perpetuar el apellido, las ideologías y la mentira? O aquel que simplemente deja ser, y privilegia la verdad y la dignidad como estandartes de la vida?

El triste alegato de los padres adoptivos que reza que sin la ayuda de éstos María Eugenia estaría hoy tirada en una zanja, no merece mayor análisis que el de la triste autodefensa de lo que es indefendible.

t009dh01.jpg
Link a la información en diario El Clarín

Microbiografía: “Asustado de morir, aterrorizado de vivir”.

Me causó un algo esta nota. Debe ser por esa idea loca que tengo de querer escribir algo así como mi autobiografía, para lo cual estoy esperando dos cosas: primero asimilar el pasado y luego construir el futuro.

Nunca se me ocurrió tratar de resumirme en seis palabras. Serán pocas o muchas? Haciendo un paneo por las mil vueltas que doy cuando escribo, creo que es escaso.

Aunque debo decirles que cuando leí algunas frases -dentro de las cuales se encuentran también las que fueron dejando en los comentarios de la nota- me parecieron muy certeras, como quien da en el punto justo, como dardos bien dirigidos, como una bala que te atraviesa (en realidad seis), y hacen su cometido.

Ven? No puedo ser resumida.

Una idea… podría utilizarlo para atención al cliente: “Por favor, sea resumido, cuénteme su vida, sus problemas, sus histerias y sus dolores, pero sólo con seis palabras”.

Quien desee puede dejar colgadas por aquí sus seis palabras, yo necesitaré algún tiempito más.

41wwxa4jfgl_ss500_.jpg

Fragmento de la nota en el diario El País.

Seguir leyendo

Gabrielle “Maîtresse en Titre” o la amante de Henri IV

 

20 de abril de 1953

“Mis bellos amores:

Mañana es el día en que besaré esas hermosas manos millones de veces; siento ya el alivio de mis penas por la proximidad de esa dicha, que para mí es tan preciada como mi propia vida; pero si me la retardáis un solo día, moriré.

Enviadme hoy a Lavarenne, instruido de vuestros mandatos. He recubierto un corazón de diamantes que os hará morir de ganas de poseerlo. Si los ángeles llevaran joyas, os sentaría extremadamente bien. Jamás ausencia alguna me ha atormentado tanto como esta.

Pasar el mes de abril ausente de la amada no es vivir. Recibiréis hoy dos cartas mías, y yo, mañana dos besos vuestros.

Buenos días amada; beso vuestros pies un millón de veces.

De Mantes, hoy XXº de abril”.

Enrique IV de Francia a Gabriela d’Estrées.

 

 

480px-henriiv.jpg

 

Enrique IV de Francia y III de Navarra (Pau, 1 de abril de 1553París, 14 de mayo de 1610), Rey de Francia entre 1589 y 1610, primero de la Casa de Borbón en ese país y también rey de Navarra entre 1572 y 1610, conocido como Enrique el Grande (Henri le Grand) o el Buen Rey (Le bon roi Henri).

 

Entré en la casa de libros -librería creo que suena a otra cosa-, con el claro objetivo de comprar textos escolares. Como buena compradora impulsiva de libros que soy, cuando lo vi aislado sobre una pila de libros, pensé que ya era mío.

Tapa dura color roja, 353 hojas amarillentas y alguien muy dispuesta a leerlas.

Perfecto para esperar abril, el mes en que pasan las mejores cosas.

El libro en cuestión no es otra cosa que una hermosa recopilación de cartas de amor. Amores apasionados, platónicos, amistades que se transforman, pasiones y odios.

La primera carta del libro data del 20 de abril. Y me pareció la fecha perfecta para escribir una carta de amor, para iniciar un romance, para desnudar nuestros deseos.

Ya sé que hoy el Chat, los mensajes, los mails y la rapidez con la que vivimos han pisoteado un poco bastante el tema este de las cartas y la correspondencia. Sin obviar que tristemente en muchas ocasiones quedaron como testimonio de engaños y locuras desatadas.

Hoy mi pequeño homenaje a Gabrielle y Henri, dos que se amaron como pudieron, con títulos, corset, guerras y protocolo de por medio.

Seguir leyendo

Shiu: Tratando de entender a la rata.

La rata o el ratón, es el primer animal en llegar ante la presencia de Buda, dicen que al lomo del búfalo, quien quedó en segundo lugar. Sólo por si les interesa, el perro está en anteúltimo lugar. Rezagado? Para nada, llegar primero no es nuestra prioridad.

Según Ludovica la rata admira en secreto al perro -aunque no por eso deje de ponerme entre las cuerdas- , y es por esa supuesta admiración que hoy quiero dedicarme un poco a este animalito al cual no siempre asociamos con el ratón Mickey.

En la mitología oriental la rata es una criatura que anida en las profundidades del agua, de la tierra, de las madrigueras. En la India, una rata llamada Mushaka, se revela como una entidad imaginativa, caprichosa e impredecible. La divinidad Ganesha –el Dios Elefante, montado sobre un ratón, se ha convertido en uno de los símbolos relacionados con el hinduísmo más conocido – es servida por la diminuta rata Mushaka y tienen una relación de intercambio entre el mundo espiritual y terrenal que eleva a la rata como una deidad.

ganesha.jpg
Ganesha

Atraviesan la vida juntos como socios, compinches, amigos, amantes, hermanos, un mundo de apariencias y realidades igualmente efímeras.

La rata es como una especie de Lucifer, capaz de falsificar las evidencias, pero finalmente obliga al discípulo a refinar sus sentimientos y a disipar sus dudas.

El roedor tiene más de un as debajo de la manga.

Dicen que el hombre ratón es atractivo y extremadamente seductor, tiene capacidad ejecutiva y agilidad a la hora de tomar decisiones.

Sus métodos no son tradicionales, son grandes sobrevivientes y actúan con astucia, según la necesidad del momento.

Intelectuales, hábiles con las palabras y rápidos con las manos.

Tienen una enorme capacidad literaria. Nunca permanecen indiferentes ante el brillo del metal.

Seguir leyendo

Francesca: encontrando el lugar para volver a bailar.

 

“It doesn’t matter where you are
I can see how fair you are
I close my eyes and there you are
Always”

I see your face before me – Fragmento

 

 

Robert Kincaid nunca trabajó en National Geographic Magazines. Y Francesca posiblemente nunca existió… o sí. El hecho es que Los puentes de Madison, escrito por Robert James Waller, es a mi parecer un excelente libro, de la misma manera que la película.

Como siempre, en el libro encontramos detalles que por tiempo, practicidad y otras cuestiones estéticas, son imposibles de reflejar en una película.

nuevo-19.jpg

La película data del año 1995, y yo la he visto desde que he podido a razón de una o dos veces por año. Tal vez, me desvela la decisión que hubiese tomado al finalizar los cuatro días, tal vez ni siquiera hubiese tenido que decidir nada porque no me hubiese subido a la camioneta la primera vez. Creo que en realidad, a parte de ser casi un acto masoquista -por las lágrimas que brotan cuando termina la misma-, la sigo mirando para ver en qué cuadro estoy dentro de ella.

A medida que pasan los años y voy creciendo, voy teniendo otras vistas respecto a la situación que se presenta en la película.

Hoy, ciertamente, deseo que la mayoría de las personas puedan tener su gran amor, dure cuatro días, cuatro años o cuatro décadas.

P:D:: Creo que ya he rendido homenaje a esta película en este blog. A los que sienten la reiteración mil disculpas. No lo puedo evitar.

 

nuevo-11.jpg

“Vivo con el corazón cubierto de polvo. Esa es la mejor manera en que puedo expresarlo.

Hubo mujeres antes de ti, algunas, pero después de ti ninguna. No hice ningén voto de celibato; sencillamente no me interesan”.

Seguir leyendo

Retro: “Ya no creo en la gala de los dioses”

 

luckyclover450.jpg

 

Hoy recorriendo algunos blogs amigos me encontré con un post dedicado a Silvina Garré, el mismo -completísimo- lo pueden ver en simphonytandil.blogspot.com.

Leyendo y escuchando, me quedé con el sabor ese de la música y el tiempo pasados.

Aquí Tréboles de cuatro hojas, un tema, que por decirlo de alguna manera a muchas mujeres nos cabe:

No me tengas más piedad
no me gustan los piadosos
ya no creo en las galas de los dioses.
Solo ocupo algún lugar
pongo a prueba mi confianza
y defiendo sin dudar a los que amo.
Seguir leyendo

Fotografía: Desvelos de otras mujeres

Dentro de los eventos conmemorativos del Día de la mujer, el diario El País nos da nota de la Exposición Desvelos de Casa África de Las Palmas de Gran Canaria.

Otras mujeres y otros desvelos.

“El centro canario expone hasta el 9 de mayo una retrospectiva de la fotógrafa camerunés Angèle Etoundi Essamba. 58 imágenes impregnadas de colorido y sensualidad, tomadas en Zanzíbar en 2006, se muestran por primera ahora vez con el objetivo de reivindicar la perspectiva femenina africana. “Se trata fundamentalmente de la representación de la mujer negra como símbolo de superación de estereotipos”, según palabras de Angèle Etoundi Essamba. “Más allá del velo, he intentado captar el impulso de vitalidad, fuerza interior y dignidad que muestran estas mujeres”. Invita a la reflexión sobre las formas de exclusión propone una mirada libre de prejuicios”.

El País

Casa Africa

La retrospectiva de la fotógrafa camerunesa Angèle Etoundi Essamba se muestra en la Casa África de Las Palmas de Gran Canaria hasta el 9 de marzo. El trabajo visual de esta artista africana, una de las más prolíficas e internacionales del continente, incluye 58 imágenes inéditas tomadas en Zanzíbar (Tanzania) en 2006.

20080307elpepucul_18.jpg

 

  Seguir leyendo

Es el amor que vuelve…

En estos días en que temporariamente no tengo la cabeza donde es debido, me refugio mucho en la lectura y la música.

Lejos de molestarme, la lluvia reinante resulta ser una bendición, el agua que mi cuerpo necesita para seguir viviendo, mi mente para seguir hilvanando palabras y mi espíritu para seguir soñando. Espero que ninguno de estos tres elementos se me inunde.

Por estos días -cada uno con su amuleto- me despierto Con Los Cinco Pinares sonando en mi celular. Este bello poema -escrito por Claudio Rodríguez y musicalizado por Ismael Serrano, debería haber sido escrito para cada mujer que haya sido envuelta en la gracia del amor.

Espiando un poco más a Claudio Rodríguez:

confidencias03.jpg
Diana Ficca – Confidencias

SIN ADIÓS

Qué distinto el amor es junto al mar

que en mi tierra nativa, cautiva, a la que siempre

cantaré,

a la orilla del temple de sus ríos,

con su inocencia y su clarividencia,

con esa compañía que estremece,

viendo caer la verdadera lágrima

del cielo

cuando la noche es larga

y el alba es clara.

Nunca sé por qué siento

compañero a mi cuerpo, que es augurio y refugio.

Seguir leyendo

Secreta mujer….

Abril tenía el matrimonio perfecto, la casa perfecta, el trabajo perfecto, los hijos perfectos. Sin embargo algunas noches su cama estaba vacía y su alma yacía solitaria navegando en las más absurdas fantasías. No todo lo que reluce es oro.

Carla ya había navegado por la experiencia de tener una pareja con cama adentro algunos días y cama afuera otros. Cuando decidieron que era momento de que se quede afuera para siempre, sintió el ahogo de la soledad y la frustración del fracaso.

Rita siempre estuvo sola y acompañada a la vez. Su vida estaba marcada por muchas relaciones cortas que no alcanzaban a dar calor al espíritu. Su único sueño era poder compartir varios meses la cama con un hombre.

Nora hacía lo que podía. Su paso por este mundo estaba teniendo un precio excesivamente alto. Su doble vida la estaba matando y alimentando al mismo tiempo. Sentía como quien tiene arena entre las manos, de pronto llena, de pronto vacía.

Julia ya había pasado por el matrimonio. Hacía tanto tiempo que estaba sola que ya no podía compatibilizar sus actividades con las de nadie más. Se contentaba con alguna que otra relación que no pidiera inventario o balance.

A Olga ya no le importaba que las sábanas en invierno fueran terriblemente frías, o que su marido saliera ocasionalmente con otras mujeres, o que la maltratara hasta cuando estaban frente a otras personas. Había conseguido felizmente olvidarse de todo sentimiento que le hiciera recordar que ella quería otra cosa en su vida. Los sueños, sueños son.

Ninguna de estas mujeres viven quejándose. Guardan sus angustias para los momentos de soledad o de intimidad con alguna amiga, con su almohada o con el analista.
Miran películas románticas, leen novelas, comen mucho chocolate, chatean con desconocidos y se mandan mensajes con algún hombre que las inspire.
Estas mujeres se levantan casi todas las mañanas temprano, encienden el ritmo cotidiano, cuidan, cobijan, trabajan, te hacen reír, cuidan de tus hijos y tienen crisis de las cuales solo sabes la cuarta parte.

Seguir leyendo

“Soñar que aún contaré relámpagos contigo”

Siguiendo con la temática de las fantasías, los ratones y la mente flotando; nada mejor que este tema de Ismael.

Hoy estoy dentro de los que siguen mirando por la ventana y sobrevolando la moqueta azul de la oficina.

Mañana veremos…

“Miraba a la ventana y soñaba con ser un astronauta pisando la luna

y el cielo lo cruzaban galeones, delfines, cometas, falúas.

Y en la pizarra el profesor dictaba los teoremas.

En su cabeza sonaba el canto de un gorrión, pájaros en la cabeza.

Salía siempre tarde castigado por no estar nunca donde debiera

y en casa le esperaban el tedio y la comida servida en la mesa.

De fondo el rumor de un televisor y madre suspirando.

“¿Dónde andas hijo mio? Siempre en las nubes,” y nadie escucha el telediario.

Pájaros en la cabeza y volar

a donde las ventanas siempre están abiertas,

donde el humo de tus pasos nos enseña a vivir.

Pájaros en la cabeza y soñar

que aún contaré relámpagos contigo,

Seguir leyendo

De fantasías incontrolables y seres animados.

Miércoles diez de la mañana. Esta mañana voy al psicólogo, puntual como siempre.

El licenciado y yo éramos dos entidades totalmente separadas, aunque cuando entraba en su consultorio él ya pasaba a formar parte de mi conciencia.

Esta impresión se debe en realidad a mi posición: acostada en el diván con su voz detrás. Así que una vez por semana mi conciencia tenía voz de hombre.

Casi siempre esta voz era suave , pero en alguna oportunidad una chispa de tono irónico me haya hecho pensar que estaba exasperado: no es para menos, voy por la sesión número 336. Lento? Para nada, si recién empezamos!

Por las dudas, la semana anterior, el analista había invertido -con mis aportes- en un nuevo sillón, uno de esos de cuero ecológico con un respaldo alto que se elevaba por encima de su espalda, sería para sostener todos los pensamientos absurdos de sus pacientes…

Otro miércoles. Esta vez estaba dispuesta a acelerar las cosas. Y para acelerarlas nada mejor que practicar cómo le iba a contar las cosas. Nótese que hace siete años que iba pero aún algunas cuestiones me las tenía bien guardadas.

La última charla sobre el tema había sido lapidaria: “No pienso hablar de mis fantasías con vos”, le dije. No esas fantasías del tipo quiero conocer Barcelona o pesar 58 kilos, no. Hablo de las otras… Llamémoslas fantasías estimuladoras del “eros”.

Venía trabajando sola en la cuestión de las fantasías. Qué osadía manejar algo con tan poca experiencia y sin manual de consulta.

Las fantasías – me dijeron algunos informantes- alimentan el espíritu, de manera tal que uno puede llegar a manejarse con un poco más de dicha, ímpetu, alegría, ganas… al menos los primeros días.

Como yo no tengo término medio, la fantasía se me fue al carajo.

Seguir leyendo

124.000 rosas de curso legal

“Una iraní ha logrado que un tribunal obligue a su esposo a comprarle 124.000 rosas rojas, que cuestan el equivalente a unos 133.000 euros, informó este lunes el periódico Etemad. La mujer le denunció porque, según ella, estaba harta de soportar su tacañería después de diez años de matrimonio.

“Nos casamos hace diez años, pero muy pronto me di cuenta de que Shahin era un avaro. Cuando vamos a un restaurante, incluso se niega a pagarme el café”, explica Hengameh, según el diario citado. Por eso, decidió reclamar su dote para castigarle. Pero en forma de 124.000 rosas.

El hombre alegó ante el tribunal que sólo puede comprar cinco flores por día y acusó de encizañar el asunto a las amistades de su esposa. “Sus amigas millonarias son las que le han metido esa idea en la cabeza”, dijo Shahin, a quien el tribunal ha requisado un apartamento valorado en 600 millones de riales (unos 42.600 euros) mientras no compre las 124.000 rosas.

Según la ley iraní, una mujer puede reclamar su dote durante el matrimonio y el marido está obligado a entregársela. En los últimos años, muchas iraníes han exigido dotes astronómicas para ese país, de hasta cientos de miles de euros”. (20Minutos)

La nota, a millones de años luz parece absurda.

Las mujeres occidentales en general no sabemos nada de este temita de las dotes, es más, con la escasez que hay dentro de poco pagaremos dote para conseguir hombres.

Pero volviendo al temita de la nota, no me imagino que haría con 124.000 rosas ¿dónde?

Aunque por otro lado, no veo mal el castigo al marido por ser tacaño.

Y a quién no le ha tocado un hombre tacaño al lado en alguna oportunidad? Hasta la misma persona amorosa de toda la vida tiene días de extremo tacañismo, esos en donde es imposible sacarles nada de nada.

Si, ya sé, para solventar esta situación están las mujeres que trabajan. Es más, sostengo la firme teoría de que las mujeres en pareja en realidad trabajan para poder darse los gustos, ya que de otra manera la vida es un ir y venir de notas de pedido y de rechazos de los mismos.

Seguir leyendo

Henry Darger: de marginalidad y reclusión.

dargerroom.jpg

Llegué a la nota de El País titulada “La oscura vida de un pintor marginal”, atraída por eso exactamente: la marginalidad.

Luego me encontré con la locura, con la infancia desvivida y cuestiones bastante densas.

La marginalidad es extrema, y sólo existen unos pocos rastros certeros como para dibujar mejor la vida del actor en cuestión. Sin familia, con un amigo y una rutina marcada por patrones obsesivos, Henry Darger se presenta en nuestros días por medio de su peculiar obra.

También me detuve en un detalle: su vida inicia en Abril y termina en Abril, tan solo eso, un detalle.

Para los interesados les recomiendo la lectura del artículo, narrada exquisitamente por Agustín F. Mallo. El mismo nace en el momento exacto del descubrimiento de la obra de Darger por sus caseros y cómo llega a nuestros días.

dargerpic2.jpg

Biografía:

Henry Darger (Abril 1892; Abril,1973) fue un escritor e ilustrador estadounidense de carácter reclusivo que vivió como un deconocido en Chicago trabajando en la limpieza. Su mayor logro fue un manuscrito fantástico de 15.143 páginas titulado La Historia de las Vivians, en lo que se conoce como los Reinos de lo Irreal, sobre la Guerra-Tormenta Glandeco-Angeliniana causada por la Rebelión de los Niños Esclavos, junto con una serie de varios cientos de acuarelas y dibujos que servían como ilustración a dicha historia. Descubierta tras su muerte, la obra de Darger se ha convertido en uno de los ejemplos más sobresalientes de arte marginal.

Seguir leyendo

No puedo escribir una historia que no tiene final, te lo dije.

El día estaba húmedo, mojado y lluvioso como los diez anteriores.

La humedad lograba hacer cortocircuito en mis pensamientos. La discusión en mi cabeza no tardó en estallar.

De pronto alguien me toca bocina en una avenida, en vez de ir por mi mano estaba circulando exactamente por el medio.

Ok, volviendo al carril!

Me sentía absolutamente torturada por mis obligaciones auto impuestas y por no poder decir que no…

Por no decir que “no” me metí en un baile tremendo. Estaba escribiendo cuestiones de las cuales no tenía ganas de escribir.

Lo que surgió como una grata sorpresa se tornó en una hermosa jaula dorada: de pronto escribía en una columna de un portal muy importante, cobraba por ello, tenía adeptos que esperaban el miércoles para leerme. Y yo, a todo esto, me encontraba escribiendo a contra reloj.

La obligación y la recompensa recibidas habían logrado que mi musa inspiradora se fuera muy lejos.

Qué había pasado con esa afirmación de que escribir era sólo una cuestión de práctica?

Ya lo había dicho yo: no hay que mezclar el ocio creativo con la remuneración y menos con el compromiso. Pues, que deja de ser ocio hombre!

En realidad mi auto se fue de carril, no tanto por el trabajo sin empezar que debía entregar, sino porque era la tercera vez que escuchaba esa mañana que tenía material de sobra con la historia de Marta.

Yo la miraba por todas partes, y la verdad es que no me producía el suficiente entusiasmo como para narrar la historia, encima de final ni hablar.

Para cuando llegara algo parecido al The End lo más seguro es que yo tenga los dientes en un vaso con agua sobre la mesa de luz. Mejor me pongo las pilas, escribo y ahorro para una dentadura fija.

No hacía mucho que conocía a Marta, pero sí era bastante el tiempo que llevaba tratando con Pepe.

Seguir leyendo

Mi querido Picasso.

“Pinto como otros escriben su autobiografía. Mis telas, acabadas o no, son como las páginas de mi diario, y como tales, son válidas. El futuro escogerá las que prefiera. No me corresponde a mí hacer la selección. Tengo la impresión de que el tiempo pasa cada vez más deprisa. Soy como un río que sigue discurriendo, arrastrando con él los árboles arrancados de cuajo por la corriente, los perros reventados, los residuos de todo tipo y los miasmas que en él proliferan. Lo arrastro todo y sigo. Lo que me interesa es el movimiento de la pintura, el esfuerzo dramático de una visión a otra, aunque no me haya esforzado hasta el límite. Respecto a algunas de mis telas puedo decir que realmente he hecho este esfuerzo, que he puesto en él todo mi empeño, porque he conseguido captar la perennidad de la imagen. Cada vez tengo menos tiempo y más cosas que decir. Estoy en un momento en que el movimiento de mi pensamiento me interesa más que mi propio pensamiento”.

Pablo Picasso (hacia 1946). (Museo Reina Sofía)

Picasso01
Estudios 1920 Óleo sobre lienzo, 100×81cmMuseo Nacional de Picasso París

Pocos artistas resultan ser tan prolíficos y diversos como Picasso. Cuando recorremos la historia de varios pintores, escultores y dibujantes, vemos que sus obras se van transformando con el devenir de los años, los sucesos históricos por los que atraviesan, y hasta inducidos por corrientes artísticas de otros colegas. En este sentido Picasso aparece como pionero, utilizando técnicas que asombran y salen de lo corriente.

En el transcurso de su vida no sólo abundan sus vaivenes amorosos, sino también los períodos o épocas por los que atraviesa su obra son numerosos.

Picasso no se aburre, o si lo hace cambia de rumbo rápidamente.

Creo que en la elección personal del material, no fui tan diversa como el artista se lo merece. Es que puntualmente tengo una atracción fatal con las figuras geométricas y el desorden de las formas.

Seguir leyendo

Los conflictos de nuestro mundo

Las cosas deberían de ser más sencillas pero no lo son. Conflictos los hay en todas partes y siempre aparecen más sangrientos, más duraderos y más sofisticados.

En algunos lugares del mundo, como en Noruega, se crean bóvedas que funcionarán como semilleros del mundo en caso de desastre. Lo que nunca me queda claro es de qué tipos de desastres estamos hablando: ecológicos o bélicos, ni tampoco quiénes van a ser los afortunados que tengan acceso a esas semillas y otras reservas que se estén guardando en otras bóvedas.

En algún lugar de mi mente, hay algo que me dice que preferiría no ser sobreviviente de nada. Eso de que unos pocos terminen jugando como lo hacen en algún reality televisivo de supervivencia me pone la piel de gallina.

Otra sensación latente es que para la ecología parece que no hay tiempo. Es tanto el desgaste físico y psicológico al que la humanidad está expuesta, que pretender salvar la ecología para que futuras generaciones que hoy viven en guerras constantes la disfruten, casi me parece una paradoja. No porque no lo merezcan, sino porque están tan desgastados…desilusionados y cansados…

En este escepticismo momentáneo, recuerdo hace unos días cuando un cliente extremista (todos tenemos un extremista dentro) me planteó que no va a tener hijos porque para cuando éstos sean grandes el mundo ya no va a ser habitable, y supuestamente una combinación de las peores películas de Hollywood de índole catástrofe tendrá lugar en poco tiempo. Llámese marcianos, congelamiento, calentamiento, pandemias, etc. Casi que el botón rojo al que podía acceder Ronald Reagan en la guerra fría parece una maravilla en comparación a lo que nos espera.

No sé si el mundo no es lo que era, cuando era yo no estaba. Me parece ver el lugar donde vivo hoy, y agradezco todos los días por haber nacido en un lugar de privilegio, en donde algunos estamos alimentados, tenemos acceso a educación, trabajo y salud, un lugar en donde dormimos por las noches sin que pase ningún bombardero B-52F o como se llame.

Y aquí es donde viene la cuestión pendiente: los que estamos mejor no deberíamos hacer algo por los que no están tan bien?

772470.jpg

Bombardeos en Gaza y Cisjordania. El cuerpo de un bebé de seis meses Mohammed Nasser Boraee yace sin vida en el Hospital de Al-shifa en Gaza. El bebé de seis meses murió tras el bombardeo de un avión israelí a las oficinas del ministro del Interior de Hamas en la ciudad de Gaza. (20Minutos)

771048.jpg

Semillero del mundo. Infografía de la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, en la isla de Longyearbyen, Noruega. Unos 100 millones de simientes procedentes de un centenar de países de todo el mundo han sido depositadas aquí para conservar las especies vegetales en caso de desastre. (20Minutos)

Blogalaxia Tags , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , ,

 

Escuchar noticia

Cada quien es cada cual…

Me faltan palabras para describir lo que me provoca este tema.

Seguramente emoción, porque es uno de los primeros temas que escuché de Serrat.

Tal vez hoy me acuerdo de él, porque son menores las oportunidades en que decimos cada “quien es cada cual”, e intentamos desenfrenadamente convencer al de al lado que como nos movemos nosotros es mejor. Es el instinto humano, es hasta casi racional y normal intentar traer al otro de nuestro bando.

Y bueno, hoy hagamos una tregua -que puede extenderse de preferencia por siempre- , y digamos “cada uno es como es y baja las escaleras como quiere”.

 

Según Luis García Gil en su libro, “Cada loco con su tema”, “se trata de una auténtica declaración de principios de una extraordinaria fuerza musical e interpretativa, llena de referencias vitales, emocionales, éticas y estéticas por parte del cantautor. Una canción optimista que reivindica lo popular…”

2.jpg
Ciudad Fantasma 1996 Óleo sobre tela Liliana Duering www.galer-a.net
Cada loco con su tema,contra gustos no hay disputas:artefactos, bestias, hombres y mujeres,cada uno es como es,cada quién es cada cual

y baja las escaleras como quiere.

Pero, puestos a escoger, soy partidario

de las voces de la calle

más que del diccionario,

me privan más los barrios

que el centro de la ciudad

y los artesanos más que la factoría,

la razón que la fuerza,

el instinto que la urbanidad

y un siux más que el Séptimo de Caballería.

Seguir leyendo

XXX: El libro que marcó el pulso de la semana.

Ha sido una semana complicada, llena de emociones personales y de personas cercanas con emociones fuertes, es decir una semana de disperse total, con algunos accidentillos menores: alguna vez ustedes se engancharon el dedo chico del pie con una góndola? (abogados abstenerse de sugerir que le inicie reclamo de responsabilidad civil al comercio) Pues bien, ahora mi dedo chico es un objeto rojo, latente e hinchado.

Del lunes a hoy, además de la constante del caos hubo otra línea unificadora: un libro.

Creo que tengo cinco libros en la mesa de luz, todos empezados. Digamos que la literatura que me arrastra por estos días es para ir mechándola. Ya no me caso con un solo libro (será esta también una tendencia con otras tareas?).

El libro en cuestión tiene un título más que prometedor: “XXX esta noche ¡sexo!” y pertenece a Anne Hooper.

Más que brindarme información, ideas y algunas curiosidades – sabían lo de la prueba del dedo índice? – el libro me ha permitido interactuar toda la semana con distintas personas.

Lunes: el lunes lo llevé al trabajo para compartirlo con mi compañera, la cual se halla en un período prolongado de abstinencia sexual no voluntaria. Sí, ya sé lo que piensan, que soy una jodida. Puede ser, la cuestión es que leímos algunos capítulos específicos, técnicos y de perfeccionamiento, que esperamos nos sirvan en el momento oportuno. Obviamente nos reímos bastante lo cual ayudó a liberar algunas sustancias que siempre andan dando vuelta en el organismo.

Martes: era mi día de correr, pero llegando sobre la cuarta parte del libro me pareció que era momento de poner algunas cuestiones en práctica, el resultado fue que colgué las zapatillas -resto del relato censurado-.

Miércoles: en el capítulo dedicado a las fantasías y en todo lo que colaboran para salvar a tu pareja, tu sexualidad, etc, etc, me fui volando por otros rumbos e interactué con personas que sinceramente ni en sueños se imaginan que me sirvieron de ratones.

Seguir leyendo