La séptima maravilla

47685976_10215145281158885_1894043993004572672_n

“Hagamos así, yo guardo tu recuerdo
Y vos mi corazón.”
S. Pomar

Hagamos así. 
Yo sigo escribiendo sobre vos
como quien no quiere la cosa.
Total estaría faltando
para el otoño
y ese despojo masivo
de hojas y recuerdos
que promete desprender 
incluso hasta los lunares 
más aguerridos,
para que terminen escurriéndose
por las bocas de tormenta.
Hagamos así. 
Yo sigo escribiendo sobre vos, 
como si nada,
total no podría evitar hacerlo,
es como una incontinencia
que sale de algún lugar 
entre la neurona madre
ubicada en la coronilla
y la punta del dedo anular. 
Al menos
tengo la vaga esperanza
que la arena de la playa
haga una exfoliación profunda,
en tres dimensiones:
mental, emocional y física. 
Hagamos así, 
yo sigo escribiendo sobre vos
y que el tiempo se encargue
de diluir y hacer desaparecer
tu acentuada presencia
estaqueada justo en el medio
de mi hoja en blanco,
mi acentuada idealización
que flashea con que sos 
una de las séptimas maravillas 
del universo, 
cuando en realidad
la única maravilla
fue haberme enamorado.
Hagamos así,
yo sigo escribiendo sobre vos,
como si todo, 
mientras la vida me trae
una nueva negociación,
un nuevo contrato, 
con el que pueda recolectar
tantos poemas y tantas lágrimas,
sembrarlos en mi patio,
y que de éstos nazcan flores blancas,
con el perfume de las palabras nuevas. 
Estoy cansada, 
pero me estoy adaptando. 
Patricia Lohin
Imagen: © Merel Schoneveld
#patricialohin #poema #escritora #amor #otoño #escribir #bloggerspain

Anuncios

Libre con vos

02-1-768x513

Sin censura
sin toque de queda, 
sin tope, sin límite,
sin fronteras,
así soy libre,
libre con vos. 
La caricia se extiende
como un río 
que al cruzar 
el paisaje patagónico
refresca la punta de las ramas
del sauce 
que ha dejado de llorar. 
Reverdecen mis raíces
a medida que bebo tu elixir, 
mientras las células se van regenerando
en la mirada que mira la mirada.
La punta del dedo
juega en la base de la nuca
mientras la nariz se pierde 
en la fragancia que quedó
dormida sobre la almohada. 
El cielo no está comprado,
pero sí tenemos pase libre, 
para volarlo en toda su extensión
mientras nos echamos a dormir
alguna que otra siesta
sobre una nube mullida. 
Sin censura,
ni toque de queda,
ni restricciones,
así estoy: libre con vos. 
Patricia Lohin
Foto: Ivan Troyanovsky
#escritora #amor #blog #patricialohin #poesia

Invierno en diciembre

tumblr_pja9jo1ayN1vhlgs8o1_640

El invierno es descomunal. Descomunal es el frío que hace en este diciembre que ya debería ser casi verano. Y así estamos. En este pueblo fantasma en donde el comerciante espera y el cobrador desespera, el cliente huye de las compras cotidianas, la mujer se abandona en su dolor de eterno duelo, el jazmín se retrae y el viento cuela su frío despiadado por las hendijas del ventiluz del baño, la ducha que no alcanza a entibiar el corazón desolado, los huesos que crujen al doblarse las rodillas, las sábanas blancas que reciben con un frío húmedo el cuerpo que yace boca arriba buscando estrellas en el cielorraso, el hombre que se desvela leyendo poemas escritos para su otro yo, la charla que se suspende, la mirada que se esquiva, la presencia que se declara incompetente para llegar a la cita, el reloj que se desvía de su curso y el maldito tiempo que sigue siendo esquivo para las almas desdichadas, tiempo de descuento, tiempo de desencuentros.

 

Seguir leyendo

Llevo tu corazón

tumblr_muuw0yGnLv1r3lb7ro1_500

“Llevo tu corazón (lo llevo en mi corazón)” e.e. Cummings
A esa bella mujer que lleva dos anillos en su dedo anular.

Llevo tu corazón hundido en mi pecho. 
Tu anillo de bodas junto al mío
en un dedo anular enflaquecido 
y apenas irrigado por una línea que 
-según dicen-
va directo al corazón,
sin stents coronarios, 
paradas ni desvíos. 
Llevo tus huesos junto a los míos
y el frío de tu ausencia
engrosando este día gris y lluvioso 
de diciembre.
Llevo tu abrazo en mi brazo derecho,
que sobrevive desocupado,
desvelado, destemplado 
desgarrado y solitario.
Llevo tu infinito en la finitud
de los días que faltan para encontrarte,
otra vez, otras veces, millones de veces,
porque no me resigno
a una existencia sin vos.

Patricia Lohin
Imagen Tumblr
#escritos #patricialohin #escritora #amor #relatos #blog

No estoy loca

1a105767-e9aa-4471-8e41-5018e7e98edf

No estoy loca, estoy herida, esa es la diferencia.

No estoy loca, tengo mis alas en el departamento de restauración. Por el momento se estarían re hidratando. Luego creo que van al piso de secado centrífugo donde intentan que queden esponjosas y aireadas, así luego podrían usarse nuevamente. No sé si para volar, al menos para asustar a las gaviotas en la playa.

No estoy loca, estoy herida. La herida es un río abierto que nace en el punto matemático exacto donde se cruzan mis cejas, y va hacia abajo, en picada, es decir el punto se tira del precipicio que nace en mi frente -no sin antes abrir la carne de par en par- hasta terminar en mi tobillo izquierdo, el que levemente se hincha cada tanto.

Tal vez fuera más fácil estar loco sin remedio, que esperar esta restauración sin fecha de cierre en diferentes clínicas especializadas, en donde los médicos de bata transparente hacen interconsulta con los loqueros que en su tiempo libre conectan electrodos en el cerebro de los desquiciados. Esta gente es especialista en insistir con la locura.

Yo estoy en el último piso, cerca de la salida de emergencia que lleva a la azotea. No habría acto más coherente sobre la tierra para mí que intentar escapar por esa puerta de emergencia, mirar primero al cielo, contar las estrellas, localizar una fugaz y luego caerme con ésta; para terminar adornando el asfalto con un graffiti monumental.

Por las noches, sobre las nueve, viene la más chula de las enfermeras, una comadrona con cara de buenuda y caderas kilométricas. Saca con cuidado los metros de vendas, y gasas. Limpia el viejo emplaste con una sustancia líquida amarronada y ante mis alaridos sopla suavemente mientras tararea un tema de Nina Simone.

Antes de irse, me deja un té con leche. Sabe que lo detesto, pero besa mi coronilla, me convence de tomarlo  y le agradezco infinitamente.

No estoy loca, estoy herida. Esa es la diferencia.

Patricia Lohin

#patricialohin #escritora #escritos #relatos #locura #herida

El libro del tiempo

4d3d0557eeaebcc0cc2c5b1b81b4a880

La estación es siempre la misma: un lugar ruidoso, alargado, oloroso y bullicioso.
Los vagones salen en hileras desde varias vías.
El reloj embutido en una de las paredes del hall principal es demasiado redondo y demasiado grande. Sus agujas marcan con una determinación angustiante el tiempo.
En la boletería, un señor de traje obscuro y un ojo con un parche color piel, tiene todo el tiempo agendado en un libro que tiene tanto polvo como le cabe entre sus hojas.
La tinta con los horarios y las fechas sobreviven de un negro intenso, es un milagro.
Ella se acerca a la boletería. Lleva un trajecito ni muy ajustado ni muy suelto. Sus zapatos de medio taco repiquetean sobre las baldosas con arabescos. Sus rulos están recogidos en una especie de media red. Al llegar, abre su bolso, y saca un ticket. Quiere saber cuánto falta para que su tren salga al fin.
El señor de la boletería toma el ticket, lo coloca debajo de un aparatejo raro que supuestamente determina su autenticidad. El número de serie comienza a vibrar, y sobre el final se ve claramente el número de folio en donde debe buscar la franja de tiempo asignado. 

Seguir leyendo

Año viejo

47144767_10215052732645230_3792493239475372032_n

Yo sé, sé todo.
Sé que por tus venas,
arterias y demás ramales,
la sangre fluye a menos diez.
Que tu corazón está perezoso,
cansado y hastiado,
por no decir moribundo y entregado.
Yo sé que este maldito año,
fue más largo de lo normal,
que las noches se extendieron
más allá del amanecer,
por estar desvelado
con el culo mirando para la ventana,
y los brazos rodeando tu propia espalda.

Seguir leyendo